Amazon tendrá acceso a los datos del sistema británico de salud (NHS). En principio no dispondrán de los datos personales de los pacientes; Amazon solo podrá consultar la información disponible en la propia web del NHS y acceder a diversos servicios web. No obstante sí podrán utilizar la información que se les facilite para obtener beneficio económico.

En teoría, la idea tras este acuerdo es implementar la información en Alexa y otras tecnologías para poder facilitar consejos médicos a pacientes de modo veraz y adecuado. Pero el contrato revela que el acuerdo va mucho más allá de mejorar las consultas médicas por internet, lo cual ha causado cierta preocupación por las implicaciones que podría tener.

El contrato tiene partes ocultas, por lo que se desconocen ciertas condiciones del acuerdo, como por ejemplo las consecuencias que tendría para Amazon saltarse las condiciones que se han acordado. De acuerdo al Departamento de Salud, estas partes se han redactado para proteger los intereses comerciales de la empresa americana.

Amazon lanza un software basado en IA que busca datos en el historial médico

Amazon habría aceptado condiciones poco habituales para poder acceder a los datos del NHS. Para evitar que la empresa americana sufra perjuicios en futuras negociaciones con otras empresas u organizaciones, el Departamento de Salud estaría limitando la información disponible del contrato.

La información de la que dispondría Amazon englobaría información sanitaria como causas y síntomas de enfermedades, así como información y contenidos sujetos a copyright. Pero no tendrían acceso a datos o expedientes individuales de pacientes del NHS.

El uso de esta información no está limitado a dar consejo a pacientes británicos: Amazon tendría derecho a dar diversos usos a la información, por ejemplo a través de campañas de marketing, e incluso podría monetizarla, pese a no tener obligación contractual de compensar al NHS por facilitarles los datos.

El contrato también indica que el Departamento de Salud no puede hacer ningún tipo de comunicado público en relación con el acuerdo sin previa autorización de Amazon, limitando por tanto la información que el DHSC puede facilitar al respecto.

Por su parte, desde la organización Privacy International (organización que logró que el contrato estuviera disponible de modo público) han pedido una mayor transparencia respecto al acuerdo. La intervención de empresas privadas americanas en el NHS lleva tiempo siendo foco de preocupación, y Privacy International ha abogado por evitar que el Sistema Nacional de Salud se convierta en un medio para publicitar compañías tecnológicas.