Empresa

Airbnb podría quedarse sin blanca en un año a causa del COVID-19

Airbnb invade Barcelona: ya hay 12 alojamientos por cada 1.000 habitantes

Es muy probable que los 920 millones de euros en efectivo que Airbnb ha recaudado no duren mucho tiempo. Incluso antes de que llegara el coronavirus, la startup de viajes estaba perdiendo dinero.

La financiación de 920 millones de euros que Airbnb acaba de obtener supone un alivio para la compañía en un momento en el que la crisis del coronavirus ha afectado de lleno al sector turístico. Pese a esto, la supervivencia a largo plazo de la compañía sigue en duda mientras persista la pandemia y la recesión económica que esta ha provocado.

De hecho, Airbnb podría quedarse sin efectivo en tan solo un año, dependiendo de cuánto se vean afectados sus ingresos y cuánto pueda controlar sus gastos, según la interpretación de Business Insider de las cifras actuales de la compañía.

El brote ha afectado a todo el sector, ya que los gobiernos de todo el mundo han instado o exigido a los ciudadanos que se queden en casa para tratar de limitar la propagación de la enfermedad.

No está claro cuánto durará la pandemia o cuándo se recuperará la economía. En las últimas semanas a habido un gran número de despidos y cierres de negocios a nivel mundial, los cuales podrían presagiar una larga recesión económica. Por ello, todo tipo de empresas están teniendo que evaluar si tienen suficiente efectivo disponible para superar la crisis.

Airbnb ha sufrido un gran cambio

Hace tan solo unos meses, la compañía fue considerada como una de las más destacadas entre el grupo de startups respaldadas por grandes empresas, por lo que se estaba preparando para su salida a bolsa.

Casi con total seguridad, esos planes están ahora en standby y, por tanto, Airbnb recurrió a inversores privados para obtener nuevos fondos. Como parte del acuerdo anunciado el lunes, Airbnb recaudará 920 millones de euros de Silver Lake y Sixth Street Partners. La compañía no dijo cómo usaría ese dinero exactamente, pero dijo que más de 4,5 millones se destinarían a un fondo que creó para ofrecer subvenciones a sus superanfitriones para ayudarlos pagar sus hipotecas y alquileres.

Airbnb invade Barcelona: ya hay 12 alojamientos por cada 1.000 habitantes

Lo más seguro es que la startup de San Francisco esté reservando la mayor parte de los fondos para cubrir el resto de gastos, pero como es una compañía privada, Airbnb no publica sus cifras oficiales.

Pero antes de la última financiación, Airbnb probablemente tenía entre 920 millones y 2.700 millones de euros en efectivo. En febrero, The Wall Street Journal publicó que la organización tenía 2.700 millones de euros en efectivo. Por su parte, Bloomberg informó el mes pasado que la compañía tenía más de 1.800 millones de euros. Sin embargo, no se sabe si esa cantidad era actual o correspondiente a trimestres pasados.

Con la última recaudación de fondos, Airbnb ahora tiene, en el peor de los casos, menos de 2.700 millones de euros disponibles. En el mejor de los casos, es probable que tenga alrededor de 3.680 millones.

Nadie viaja, pero Airbnb todavía tiene muchos gastos

Eso es mucho dinero, pero no representa ni siquiera un año de ingresos para Airbnb. El año pasado, la compañía ingresó alrededor de 4.400 millones de euros en ventas, según cifras recopiladas por The Information, The Journal y Bloomberg.

Esa comparación es importante, porque el negocio de la compañía ha sido golpeado por la pandemia. Alrededor del 90% de las reservas realizadas en la plataforma programadas para entre el 18 de marzo y el 7 de abril han sido canceladas y hay muy pocas nuevas reservas, según datos de AirDNA, una firma de investigación de la industria.

“Probablemente no obtuvieron ingresos o, en todo caso, son muy bajos”, dijo Siegel.

Los ingresos de Airbnb se han reducido, pero todavía tiene gastos. Entre otras cosas, tiene miles de empleados, oficinas en San Francisco y el coste de mantener su servicio online. El año pasado, esos costes excedieron los ingresos de la compañía. En total, la compañía parece haber tenido casi 4.700 millones de euros en gastos en 2019, al menos en su EBIDTA.

Entonces, suponiendo que Airbnb no tiene ingresos en este momento y continúa gastando al mismo ritmo que el año pasado, su límite de efectivo equivaldría a sus gastos de EBIDTA de casi 1.200 millones de euros por trimestre. A ese ritmo, gastaría los 920 millones que acaba de recibir en menos de 90 días. Siguiendo ese ritmo, sus arcas estarán vacías en tres trimestres.

Pero es probable que los ingresos de Airbnb no hayan desaparecido por completo

Sin duda, ese es el peor de los casos. Seguramente Airbnb dure más de lo que sugiere ese escenario, incluso si no recauda más dinero o si la pandemia persiste.

Aunque las cancelaciones se han disparado y apenas hay nuevas reservas, Airbnb todavía mantiene cierta actividad. Según el CEO de AirDNA, Scott Shatford, algunos clientes que viven en las ciudades más afectadas han usado la plataforma para reservar alojamientos en áreas más rurales para estancias de 30, 60 o incluso 90 días. “Ese tipo de reservas a largo plazo ahora representan casi la mitad de todas las reservas en el servicio de Airbnb”, dijo. Por lo tanto, la compañía sigue teniendo ingresos.

Además, la compañía está reduciendo sus gastos. Ha frenado su gasto en marketing, congeló las nuevas contrataciones y está retrasando el pago de bonos, según publicó el mes pasado The Information. Recortar el presupuesto en marketing le ahorrará a la compañía casi 740 millones de euros este año.

Esos dos factores deberían permitir a Airbnb alargar su vida, pero eso no significa que esté fuera de peligro.

Es muy posible que la economía se recupere o que Airbnb pueda atraer más fondos si su efectivo actual comienza a agotarse. Además, muchos analistas piensan que es probable, si supera esta crisis, que la compañía se recupere más fuerte que nunca.

Aún así, hace un mes o dos, pocos hubieran pensado que la supervivencia de Airbnb podría llegar a estar en juego.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider