No siempre se está en un momento boyante económicamente. Nuestra economía personal puede pasar diferentes momentos: desde encontrarnos en la cresta de la ola a nivel presupuestario hasta tener muchas dificultades. Aun así, hay muchas veces en las que no nos damos cuenta de cómo nuestro día a día se ha vuelto más adverso.

Qué es la técnica de los 5 tarros y cómo puede ayudarte a ahorrar

Llevar el control del dinero entrante y saliente puede ayudarnos a saber cuándo nuestra situación financiera ha entrado en crisis. Con todo, hay algunas señales que nos empiezan a indicar que algo no está yendo bien a la hora de tener el pleno control de tu presupuesto.

Por eso, avanzamos algunas señales que te puedes dar pistas sobre si tu situación financiera está entrando en serios problemas.

1. Empezamos a tener muchos más gastos que ingresos

Es un principal aviso a navegantes. Si de pronto comenzamos a tener muchos más gastos que ingresos de manera recurrente, estamos entrando en un serio problema. Sobre todo si, efectivamente, se repite durante muchos meses.

Lo recomendable es que prestes mucha atención a tu economía doméstica. Si estás empleando mucho más dinero del que puedes asumir empieza a plantearte que tu economía no está siendo lo más sana posible. Cambia la dinámica para evitar entrar en una crisis de lleno.

2. Endeudamiento exagerado

Otra de las muestras que pueden indicarte que estás en una mala situación financiera es que tu nivel de endeudamiento sea demasiado alto. Si tu nivel de deuda supera el 20%-25% de lo que estás ingresando empieza a preocuparte. Es un claro síntoma de que puedes entrar en crisis si llega un momento adverso como la pérdida de tu empleo. Trata de no tener créditos que dificulten tu capital disponible.