Empresa

6 formas sencillas de convertirse en una empresa generosa y solidaria

Realizar donaciones e involucrarse en causas sociales es primordial para fomentar las relaciones de las empresas con la comunidad. Te contamos 6 formas sencillas de convertirse en una empresa generosa y solidaria y crear unos valores comunes entre los empleados.

Las grandes, pequeñas y medianas empresas pueden realizar donaciones a organizaciones benéficas, cada una en mayor o menor medida según su presupuesto. Además de fomentar la solidaridad y la generosidad, también es algo positivo para la empresa, así que conocer formas sencillas de que las pequeñas empresas sean generosas y solidarias es muy importante para seguir creciendo como negocio.

En el año 2017, aproximadamente el 75% de las pequeñas empresas donaron dinero a organizaciones benéficas. Las donaciones a la caridad crean una relación positiva de la empresa con la comunidad, y esto las diferencia de las grandes corporaciones. Así, estos negocios crean participación con la comunidad, y además los millennials se sienten más atraídos por estas empresas a la hora de buscar trabajo.

Donar también crea una red en la que se hace más fácil la conexión con los clientes y con otras organizaciones para crear futuras asociaciones. Las donaciones caritativas también son una manera de involucrar a los empleados, y crear una cultura de empresa que viene acompañada de unos valores comunes. Por eso estas 6 formas sencillas de que las empresas sean generosas y solidarias pueden hacer un cambio en la imagen y las relaciones en la empresa:

  1. Elegir una causa con un significado especial para la empresa: Es decir, una causa que sea importante de forma personal para los empleados o las personas propietarias. Si existe una conexión con la causa, las personas se sentirán más involucradas.
  2. Que la misión benéfica se alinee con la misión de la empresa: Por ejemplo, si el negocio tiene que ver con animales, donar dinero a un refugio de animales puede tener más sentido que darlo a otra causa benéfica.
  3. Hacer la tarea: Para buscar organizaciones sin fines de lucro con las que cooperar y aportar donaciones se pueden utilizar diversos sitios web donde hay información sobre estas organizaciones, como Guidestar o Charity Navigator entre otras. Establecer relaciones con los directores ejecutivos de las organizaciones es primordial.
  4. Crear una relación continuada con las ONG a las que se apoya: Intenta no hablar solamente una vez al año, sino dividir las aportaciones para ayudar a las organizaciones durante todo el año. Patrocinar evento, invitar a los CEO de las organizaciones a eventos, pueden ser buenas maneras de crear relaciones durante todo el año.
  5. Involucrar a los empleados: Hacer que las personas de la empresa  se involucren en las ayudas benéficas es indispensable. Pidiendo ayuda para elegir aquellas ONG a las que se quiere aportar capital, ofreciendo voluntariados a los empleados o creando programas para que puedan donar personalmente.
  6. Anticipar los imprevistos: Es posible que haya empleados que no quieran involucrarse, o no estar de acuerdo con la causa que se quiere apoyar. Lo mejor es dejar un margen de flexibilidad para ellos, y anticiparse a estos imprevistos.

Por qué ser generoso es bueno para tu salud, según la ciencia

Estas 6 formas sencillas de que las pequeñas empresas sean generosas y solidarias pueden ayudar notablemente a la mejora de los negocios y además brindar a los empleados unos valores comunes que sirvan de unión como equipo.

Vía | Forbes 

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández