uando se termina el verano, periodo en el que se acumulan muchos gastos, llega el momento de mirar el presupuesto para afrontar los meses de otoño con la mayor entereza posible. En especial para las familias, puesto que tienen que emplear más dinero con la vuelta al colegio de sus hijas e hijos.

El retorno de la actividad escolar conlleva más gasto familiar. Libros de texto, ropa, material escolar… Muchos artículos que hay que adquirir y que hay que planificar con tiempo para no correr algunos imprevistos.

Por eso, aquí aportamos algunos de los consejos de ahorro o trucos para que la vuelta al cole se haga más llevadera desde el punto de vista económico.

Ahorro en los libros de texto: subvenciones, préstamos y segunda mano

Los libros de texto de las niñas y niños suponen uno de los principales gastos cuando reanudan la escuela. Sin embargo, puedes tener alternativas para que tu bolsillo no sufra excesivamente.

La primera de todas, es que muchas Comunidades Autónomas ofrecen distintos tipos de ayuda para la compra o alquiler de los libros de texto. Infórmate bien de este tipo de subvenciones, puesto que te puedes ahorra un buen dinero.

La solicitud de subvenciones de libros de texto para el próximo curso académico se realiza normalmente meses antes de acabar el curso actual, por lo que para 2018-2019 las ayudas deberían haberse solicitado hace meses.

9 pequeñas técnicas cotidianas para ahorrar más dinero

En las páginas web del Ministerio de Educación y las Consejerías de las distintas Comunidades Autónomas, se publican todos los años los requisitos y plazos para la solicitud de becas; por tanto, es importante prestar la atención necesaria durante estos días.

Por otro lado, en algunos colegios, a través de las Asociaciones de Padres de Alumnos, también existen programas de préstamo de libros o incluso en algunas bibliotecas municipales se puede encontrar este servicio.

En último lugar, otra opción es utilizar libros de segunda mano de hermanos y conocidos es quizá la opción más habitual y la que nos supone un mayor ahorro, aunque no siempre es fácil poder aprovechar los libros de otros.

Formar grupos de consulta con otros padres

Es un truco que te puede ayudar bastante. La falta de conciliación y las tareas diarias han convertido el tiempo en un bien escaso y la búsqueda detallada se antoja complicada. De ahí a que una manera de reducir este problema es ponerse en contacto con otros padres, intercambiar información y repartir las tareas.

En el caso de que consigas reunir un grupo suficiente de padres puedes intentar negociar algún beneficio extra con los portales. Asimismo, la recomendación de servicio a otros amigos es premiada con descuentos en algunos establecimientos.