Empresa

5 hábitos que debes abandonar en el trabajo este 2019

5 hábitos que debes abandonar en el trabajo este 2019

¿Pierdes tiempo constantemente en el trabajo? ¿Tiendes a procrastinar tras una serie de horas sentado en la oficina? ¿Percibes que tu ambiente laboral es tóxico? Modificando y eliminando algunos hábitos puedes cambiarlo.

Desarrollar buenos hábitos y evitar aquellas costumbres más nocivas es imprescindible en todos los ámbitos de tu vida, desde la alimentación a las finanzas, pasando por las emociones o la búsqueda de la felicidad. La oficina no se libra de tus defectos, por lo que aprovechando la entrada de este Año Nuevo, repasamos algunos pequeños cambios que puedes acometer para que tu ambiente laboral o tu productividad se vean incrementados.

5 maneras de conseguir tus primeros clientes como freelance

Para que estas resoluciones tengan un efecto positivo en tu vida y tu carrera profesional debes recordar que Roma no se hizo en un día: la perseverancia, la fuerza de voluntad y la autodisciplina prolongadas en el tiempo son los ingredientes infalibles para que cualquier buen hábito perviva en el tiempo y los malos no vuelvan a lastrar tu tiempo.

5 pequeños hábitos que abandonar en 2019

  • Obsesionarte con tener la bandeja de entrada vacía: Limpiar periódicamente tu bandeja de entrada es fundamental, pero no debes invertir excesivo tiempo al día en tu correo electrónico, o de lo contrario tenderás a los dos principales problemas que surgen con el email: el gasto inútil de tiempo y la pérdida de productividad. En lugar de aspirar a un imposible como dejarla a cero cada día, opta por usar filtros de prioridad, evitar suscripciones molestas, apagar las notificaciones, pautar horas concretas de la semana para limpiar el email y servirte de algunas herramientas online para gestionar mejor el tiempo que inviertes en el email, como Boomerang o Sane Box.
  • Pelear contra tu ritmo circadiano: Además de seguir las recomendaciones de la ciencia de descansar entre siete y nueve horas cada noche, es importante conocer tu ritmo circadiano y sincronizarte con él, en lugar de forzar a tu cuerpo a un desajuste constante con tu reloj interno. Hay personas que son aves madrugadoras y otras búhos nocturnos, lo que a efectos de trabajo -sobre todo si eres freelance– te permitirá encontrar mayor productividad en determinados momentos del día y fluir de forma acompasada a tu ritmo.
  • Difundir rumores negativos en la oficina: Cada lugar de trabajo es una comunidad, con su estructura, jerarquía, fragilidad y dinámicas de grupo. Si tu ambiente es tóxico será común la propagación de rumores negativos, un círculo vicioso que alimentará las inquinas, conflictos, discusiones y ansiedades del grupo entero. Está en tu mano no formar parte de esa maquinaria, abandonar el pensamiento negativo, no prestarte a la escucha de cotilleos y rumores y promover la empatía, la transparencia y la resolución de problemas en tu espacio de trabajo. Abandona la toxicidad y aboga por la inteligencia emocional.
  • Interrumpir a las mujeres en las reuniones: Según un estudio de 2014, tanto hombres como mujeres interrumpen a las mujeres más que a los hombres debido a un componente cultural machista. Además del sesgo discriminatorio y de la enorme falta de educación, millones de grandes ideas se pierden debido a este habito nocivo e irrespetuoso. No contribuyas a formar parte del mismo.
  • Llenar tus cafés diarios de azúcar o crema: El café puede aportar numerosos beneficios a tu cerebro y otras muchas ventajas a tu organismo avaladas por la ciencia -como  a reducción del riesgo de enfermedades como la diabetes o el cáncer, la protección contra el Alzheimer o la lucha contra la depresión-, pero si tomas muchos al día, es importante que suprimas la crema y el azúcar, reduciendo la cantidad de ambos hasta llegar a tomar el café solo.

Fuente | Inc

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.