Empresa

5 cosas imprescindibles antes de presentar una solicitud de empleo

5 cosas que debes hacer antes de presentar una solicitud de empleo

Antes de echar solicitud para la vacante de ese puesto de empleo relacionado con tu formación y experiencia, existen cinco puntos clave que deberías repasar para aumentar tus posibilidades de éxito.

¿Te ha sucedido en alguna ocasión que te has postulado como candidato dentro de un proceso de selección de empleo y cuando ya era tarde, has comprobado que existían errores en tu solicitud? Faltas de ortografía en el CV, el documento mal redactado, un perfil de LinkedIn poco actualizado, fechas incorrectas… ¡la lista puede ser infinita!

Tener un perfil completo de LinkedIn aumenta un 71% tus posibilidades de entrevista

Si no quieres quedarte sin la oportunidad de demostrar tu valía y aptitudes mediante una entrevista de trabajo deberías extremar la cautela, potenciar al máximo tu atención y reparar en los pequeños detalles. En muchas ocasiones en ellos reside la diferencia. Consulta la siguiente lista de verificación y repasa cinco puntos esenciales a tener en cuenta antes de presentar tu solicitud de empleo. dedican una media de siete segundosRecuerda que los reclutadores a echar un vistazo a tu CV.

5 puntos clave que debes repasar al buscar trabajo

  • Lee el anuncio completo: Puede parecer una obviedad, pero muchas personas se quedan en el título. Lee detenidamente las instrucciones específicas sobre las funciones que desempeñarás, los requisitos exigidos por la compañía, las características del contrato, los materiales que debes presentar -CV, portfolio, referencias, carta de presentación, etc-, plazos… De esta manera podrás optimizar tu candidatura y personalizar tu currículum.
  • Revisa todo el material que vayas a enviar: Una falta de ortografía, letras descolocadas, jerga inadecuada o mala gramática pueden expulsarte de inmediato del proceso de selección de empleo. Asegúrate de que todo sea gramaticalmente correcto y de que no haya errores de ortografía, empleando correctores online o revisiones manuales de algún profesional. Por supuesto, conviene actualizar la información, apostar por un diseño atractivo
  • Solicitud adaptada al rol específico: Es esencial orientar los datos a la compañía y al sector, recordando que los CVs generalistas no triunfan y adaptando el tono a la cultura corporativa de la empresa. También tendrás que adaptar el mensaje que envías para cada solicitud, así como las cartas de presentación y motivación. Un truco muy útil consiste en aplicar la técnica de la imitación. Fíjate en las palabras usadas para describir la oferta y el tipo de lenguaje -coloquial, neutro, familiar, técnico- que la empresa usa en su web o redes. Usa sinónimos de las mismas para describir tus cualidades y competencias, añadiéndote valor.
  • No olvides el porqué: A menudo, cuando te encuentras detallando tu historia profesional, describiendo tu experiencia o completando tu formación para destacar ante la empresa solicitante, te olvidas de lo más importante: el porqué. ¿Por qué quieres trabajar para esta empresa y por qué eres el mejor candidato para el trabajo? Si no puedes contestar esas preguntas de forma convincente y clara, malo.
  • Limpieza de redes sociales: Especialmente si les das un uso profesional o si tus cuentas en redes sociales son públicas, deberías eliminar cualquier cosa que pueda ser percibida como inapropiada por un reclutador de sus canales de redes sociales. Teniendo en cuenta lo en boga que está el social recruiting trabajar tu perfil de LinkedIn, compartir contenido especializado y sobre todo, no airear en exceso tu vida personal es clave. Céntrate en destacar tus hobbies, valores, inquietudes y sueños.

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.