Empresa

3 tendencias en alimentación que han venido para quedarse tras la COVID-19

Tendencias en alimentación que han venido para quedarse tras la COVID-19

Las compañías del sector de alimentación han demostrado que son capaces de dar una respuesta rápida a una demanda nunca vista en el sector, con un crecimiento del online pero también de la compra en hipermercados por primera vez en tres lustros.

El coronavirus ha supuesto un crecimiento inesperado para las cadenas de distribución de alimentación.

Las compañías del sector han demostrado que son capaces de dar una respuesta rápida a una demanda nunca vista en el sector, que absorbe el consumo del sector Horeca. Crece el consumo online pero también de la compra en hipermercados por primera vez en tres lustros. Adquieren relevancia la proximidad y los precios bajos. Pero en medio de todo ello emergen fórmulas para dar respuesta a esta demanda: los almacenes en los centros de las ciudades, prima la rentabilidad por cliente y no por pedido, o la revolución del fabricante que ahora también vende online.

Una de las tendencias claras que ha registrado el sector es un importante crecimiento del canal hipermercado. Así lo confirma un informe elaborado por Aecoc y presentado este lunes por el director gerente de la organización, Pablo de la Rica. “A partir de mayo y la desescalada, el canal hipermercado ha crecido por encima del canal supermercado. Esto es importante porque en los tres últimos lustros no ha sido así”, señala.

El canal hipermercado ha sido capaz de ofrecer al consumidor una compra de carga completa, cómoda y rápida, eliminando las colas en los mostradores o las cajas. También ha sabido beneficiarse del hecho de que el canal online no ha podido absorber las compras de carga.

El comercio electrónico vivió un crecimiento exponencial durante los meses de confinamiento que parece que mantiene una tendencia estable. En este marco, el servicio debe apostar por la flexibilidad. Por este motivo, Ulabox cambió sus almacenes a las afueras de las ciudades por almacenes urbanos y semiurbanos con los que dar una respuesta rápida a la demanda, explica David Campoy, director comercial del supermercado online, en el marco del Retail Day organizado por Aecoc.

¿Es realmente necesario desinfectar los productos del supermercado?

Una idea que apoya el director de comercio electrónico del grupo Dia, Diego Sebastián, que explica cómo la cadena de alimentación ha pasado a utilizar 6 de sus tiendas como dark stores para satisfacer la demanda del online durante los meses de confinamiento, a las 14 actuales. “Aprovechamos el acuerdo con Glovo para mejorar nuestra capilaridad  y llegamos al millón de pedidos”, asegura Sebastián.

En este sentido, tanto el director general de Deliveroo, Álvaro Dexeus, coincide con Campoy al señalar que la estrategia de ambas compañías se centra en la rentabilidad por cliente y no en la rentabilidad por pedido. “Tenemos muchos pedidos a primera hora de la mañana de rentabilidad nula. Perdemos dinero con esos pedidos”, reconoce Dexeus. “Pero la rentabilidad por cliente es clave para fidelizar con pedidos que sean rentables para nosotros”. Una idea que, incide Campoy, supone un cambio de paradigma muy importante.

Y otra de las tendencias se encuentra en la revolución del fabricante. Muchos de ellos, como Estrella Galicia por ejemplo, se han lanzado a comercializar sus propias marcas a través de su plataforma online. Un servicio para el que aprovechan su propia capacidad logística. “Realmente es una oportunidad para las marcas por la profundidad que pueden llegar a tener porque el espacio en la distribución física es limitado y no caben todos”, explica el directivo de Grupo Dia.

La relación calidad precio así como la proximidad serán dos ejes importantes. Pero si hay dos elementos clave serán el surtido y las roturas de stock. Así lo asegura el experto en retail Luis Gallardo en el marco de la jornada: “Cuidado con las roturas de stock. Los surtidos eficientes y las roturas de stock serán la clave a la hora de retener cliente y de tener capacidad de captar otros nuevos porque estamos reduciendo el número de enseñas a las que vamos a comprar”, señala el experto, que considera clave, además, utilizar los datos de las tarjetas de fidelización para adaptarse a la demanda y ajustar la oferta.

Así, Gallardo considera que la digitalización orientada a mejorar la cadena de suministro mejorará para aumentar la base de clientes “pero cualquier otra inversión que no sea eficiente a corto plazo se retrasará”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider