Empresa

3 cosas que siempre deberías hacer en una entrevista y otra que debes evitar

una entrevista de trabajo

Tus oportunidades de conseguir el empleo aumentan según como llegues a la entrevista de trabajo, como te comportes durante la misma y lo que hagas después del encuentro. Hoy te contamos 3 cosas que siempre deberías hacer y una que deberías evitar, según Suzy Welch.

Llegar a conseguir una entrevista de trabajo no es una labor sencilla. Probablemente estés compitiendo con cientos de candidatos, y el primer reto es hacer que tu currículum destaque y llame la atención del reclutador.

No obstante, el CV tan solo es la llave que abre la puerta a la entrevista; una vez dentro también has de estar muy preparado para impresionar al entrevistador y demostrar el potencial que te diferencia del resto.

Llegados a ese punto, es importante no echar a perder todo el esfuerzo invertido. Por ello, es recomendable seguir los consejos de expertas como Suzy Welch.

Cómo hablar de tu sueldo actual en una entrevista de trabajo

En una entrevista con CNBC, Welch reveló que hay 3 cosas que siempre deberías hacer en una entrevista de trabajo, así como algo que siempre deberías evitar. Veamos cuáles son.

  • Siempre deberías…vestir de manera adecuada: Dicen que no hay que juzgar un libro por la portada, pero inevitablemente las primeras impresiones se forman rápido y es importante que vistas de manera adecuada a la compañía. Esto no quiere decir que tengas que ir en traje, sino que investigues cómo de formal es la empresa y la vestimenta de los empleados, y después escojas algo cómodo pero discreto. “Quieres que la gente hable de tus ideas cuando te vayas, no de tu conjunto“, explica Welsh.
  • Siempre deberías…ser directo: Al final de la entrevista, después de vender la mejor versión de ti mismo, di que quieres el trabajo, sin tapujos. Es atrevido, y el entrevistador se quedará con ello.
  • Siempre deberías…hacer un seguimiento: La cosa no acaba una vez acabada la entrevista. Lo primero que debes hacer al salir es mandarle un correo al entrevistador dándole las gracias por su tiempo y por darte la oportunidad. Después, usa el poder de tus redes sociales. Manda una solicitud personalizada al reclutador en LinkedIn, y publica algún tweet inteligente sobre tu industria o la economía.
  • Nunca deberías…relajarte demasiado: No cometas el error de confiar demasiado en ti mismo o tu situación. Incluso conociendo al entrevistador, o las personas que trabajan ahí, no debes bajar la guardia. Esfuérzate en todo momento por mostrar la mejor versión de ti mismo, siendo profesional en todo momento, dentro y fuera de la sala de entrevistas.

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.