Empresa

20 empresas son culpables de un quinto de la acidificación de los océanos desde 1965

20 empresas son culpables de una quinta parte de la acidificación de los océanos desde 1965

Una nueva investigación muestra que veinte compañías concentran la grave responsabilidad de ocasionar la quinta parte de la acidificación de los océanos en el último medio siglo. Destacan compañías del sector energético como Exxon, Chevron, BP, Shell y Saudi Aramco.

En 66 millones de años nunca se había visto en los océanos un ritmo tan acelerado de acidificación. Nuestros mares, en esta era del Antropoceno que tristemente hemos inaugurado, son un 26% más ácidos que en 1.880, afectando a a millones de especies y ocasionando daños medioambientales irreversibles.

A la hora de señalar culpables, un nuevo estudio apunta a veinte empresas, casi todas ellas relacionadas con los combustibles fósiles, como responsables del fenómeno: han ocasionado una quinta parte de este problema, mientras que los 88 mayores productores de gas, petróleo y carbón y fabricantes de cemento están detrás de más de la mitad de la acidificación de los océanos desde 1880.

Este fenómeno acontece cuando el exceso de CO2 se disuelve en el agua de mar, produciendo una serie de reacciones químicas que conducen a más iones de hidrógeno, lo que aumenta la acidez del agua y hace más difícil que se forme carbonato de calcio, una molécula vital para la formación de conchas y exoesqueletos de los animales marinos. Desde la industrialización, la concentración del carbonato ha disminuido un 10%.

Esqueletos de coral para medir el nivel de acidificación de los océanos

El estido, dirigido por la científica climática Rachel Licker de la UCS, confirma que la quema de combustibles fósiles es el mayor impulsor de la acidificación de los océanos. “Los organismos en riesgo de acidificación forman la base de la cadena alimentaria del ecosistema marino, incluidos algunos tipos de plancton, algas, mariscos y corales que pueden tener dificultades para crecer y sobrevivir en un futuro océano más cálido y ácido“, advierte el biogeoquímico Scott Doney. de la universidad de Virginia.

La acidificación de los océanos ocurre independientemente del cambio climático, pero en combinación con él, se agrava y contribuye al mismo. Las olas de calor cada vez más frecuentes, violentas e intensas causan el blanqueamiento de los corales, mientras que su capacidad de recuperación se ve obstaculizada por el aumento de la acidez, ralentizando su crecimiento dependiente de carbonato de calcio y reduciendo su reproducción.

Para el estudio se calculó la cantidad de acidificación de los océanos causada por los combustibles fósiles durante la extracción, el refinamiento y el uso en dos períodos de tiempo. Debido a que el CO2 se acumula en la atmósfera con el tiempo, examinaron los efectos de las emisiones acumulativas desde que las industrias comenzaron a emitir en 1880, hasta 2015.

“También examinamos la acidificación debido a las emisiones de 1965 a 2015, más o menos consistente con el período en que las principales compañías de combustibles fósiles eran cada vez más conscientes de que las emisiones continuas por el uso de sus productos planteaban riesgos climáticos significativos”, apunta Doney a ScienceAlert.

Perú, California o el Triángulo de Coral, las zonas más vulnerables

Los investigadores también identificaron algunas regiones que están desproporcionadamente más afectadas por el aumento de la acidez, como el Triángulo de Coral, la Corriente del Perú y la Corriente de California. Estas áreas ya han experimentado grandes disminuciones en el pH del agua superficial y son particularmente vulnerables en términos de ecología y dependencia humana.

Pese a ello, estas empresas contaminantes son las más valiosas en Bolsa e invierten milloens de dólares en ocultar información científica y evitar acciones legales contra sus políticas perjudiciales para el medio ambiente. En lugar de informar a la población o tomar medidas para la redicción de emisiones, se oponen a la transición ecológica y desinforman.

La investigación puede ayudar a reforzar los casos de litigio contra la industria de los combustibles fósiles, como los que se están acumulando en Estados Unidos, Incluida la Federación de la Asociación de Pescadores de la Costa del Pacífico, que han presentado una demanda contra 30 compañías de combustibles fósiles.

La red de 4.000 flotadores conectados que mide el calentamiento de los océanos

Además de brindar base científica para trabajar en investigación, gestión de recursos marinos, políticas y aspectos legales de la acidificación de los océanos en el futuro, los responsables del estudio recomiendan buscar nuevas formas de adaptarnos al pH más bajo que nuestras aguas ya están experimentando. 

Resulta clave abandonar la inversión en combustibles fósiles, exigir políticas renovables y asegurar una mayor toma de conciencia de la sociedad. “El alcance y la gravedad de los daños futuros de la acidificación de los océanos y el cambio climático en las especies marinas y los ecosistemas, y las comunidades humanas que dependen de ellos, estarán determinados en gran medida por el curso futuro de nuevas emisiones de carbono“, concluyen los investigadores.

Puede leer el informe completo en la publicación Environmental Research Letters.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.