Empresa

15 señales de advertencia para identificar un ambiente de trabajo tóxico

15 señales de advertencia para identificar un ambiente de trabajo tóxico

Un entorno de trabajo tóxico se trata de un factor que puede amenazar seriamente tu motivación, bienestar laboral, productividad y oportunidades de progresión. Estos son quince indicadores que te ayudarán a detectarlo antes de aceptar el empleo.

Según una encuesta realizada por Gallup, el 85% de los mil millones de empleados a tiempo completo del mundo no están contentos en el trabajo. Aunque las razones son dispares y también abarcan problemáticas como la conciliación, la precariedad o el salario, un ambiente de trabajo tóxico puede tener un impacto significativo en el desempeño de un empleado, perjudicando sobremanera su salud física y mental.

Pero identificar las señales de alerta antes de aceptar una oferta de trabajo puede ser difícil; las empresas a menudo se venden a sí mismas como un lugar de trabajo modelo, incluso aunque estén surcadas de problemas, los mecanismos de resolución de conflictos brillen por su ausencia o el estilo de liderazgo sea marcadamente vertical y autoritario.

Para ayudarnos a la identificación previa de un mal ambiente laboral contamos con un gráfico cortesía de resume.io, el cual ilustra las 15 señales de advertencia a tener en cuenta antes, durante y después de una entrevista de trabajo.

7 claves para cambiar el ambiente tóxico en tu lugar de trabajo

Un ambiente de trabajo tóxico disminuye la productividad al generar una cultura de discriminación, desorganización, intimidación e incluso puede ser alimentado por motivaciones egoístas o poco éticas. Para bien o para mal, las primeras impresiones son importantes. Aunque los niveles de entusiasmo pueden ser altos, es importante prestar atención a posibles errores durante el proceso de selección.

Algunos signos de alarma son una descripción vaga del trabajo, roles difusos y responsabilidades inciertas, reseñas negativas en portales especializados como Glassdor, problemas o cambios de última hora para concertar el momento y lugar de la entrevista, ausencia de comunicación y falta de puntualidad. 

También deberías alarmarte ante un entrevistador mal preparado y con preguntas titubeantes o falta de estructura en el proceso, actitud autoritaria, incapacidad para comunicar los valores de la empresa, falta de transparencia o respuestas incompletas. Después de la entrevista no debe haber faltas de respeto, errores de juicio o desesperación por ocupar el puesto lo antes posible sin evaluar realmente la idoneidad del candidato.

Como chuleta, aquí tienes esta valiosa infografía.

Infografía | Resume.io

Fuente | Visual Capitalist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.