Empresa

10 trucos para ahorrar 100 euros al mes (o 1.200 euros al año) sin apenas enterarte

10 trucos para ahorar 100 euros al mes (o 1.200 euros al año) sin apenas enterarte

Muchas personas ven inviable poder apartar 100 euros cada mes. Sin embargo, la realidad es que con una buena planificación y un recorte de gastos, quizá, puedas alcanzar esa meta.

Ahorrar no es fácil, no es ningún secreto. Más aún si tenemos un sueldo bastante justo o si tenemos una partida de gastos fijos que es bastante grande. Al menos es posible que creas eso si no has parado a planificar tu presupuesto.

Muchas personas ven inviable poder apartar y ahorrar 100 euros cada mes. Seguro que muchas veces has podido lanzar afirmaciones como: “Con lo que gano es imposible conseguir ese objetivo”, o “tengo muchos gastos y ya es demasiado con llegar a fin de mes”. Sin embargo, la realidad es que con una buena planificación y un recorte de gastos, quizá, puedas alcanzar esa meta.

¿Cuánto valían 100 euros cuando naciste y qué podrías comprar hoy con eso?

En la mayoría de los casos, no es imposible, no solo los ricos ahorran. No se trata de conseguir un gran volumen de ahorro en poco tiempo, sino paulatinamente —grano a grano, como expone el dicho— lograrás aumentar la hucha, casi sin haberlo notado.

En este sentido, hay una serie de recomendaciones que todos los asesores patrimoniales predican y que puedes aplicar para alcanzar esa cifra de ahorrar 100 euros al mes (1.200 euros año). ¿Cómo hacerlo? Aquí puedes encontrar algunas ideas.

1. Separar el ahorro del resto y fijar objetivos

Uno de los consejos habituales para poder conseguir el objetivo principal de ahorrar dinero cada mese, sea más o menos cantidad, es separar los ahorros del resto.

Si no se divide de los gastos que tengas cada día, corres el riesgo de terminar gastándotelo sin darte apenas cuenta. Esta recomendación es válida para aquellos que se inician en el ahorro, tanto en pequeñas como en grandes cantidades.

Lo importante es que tengas un objetivo, y que vayas cumpliendo con lo que has planificado previamente. En este caso, 100 euros mensuales.

2. Seguir un método de ahorro y reducir facturas

Aunque 100 euros al mes te parezca una cantidad alta, es más fácil si lo troceas por días.

Por ejemplo, seguir un método y planificación que haga que un día puedas guardar un euro, otro día dos, y así sucesivamente hasta llegar a los 30 euros a final de mes. 

¿De qué cantidad tienes que partir con este método para que sean 100 euros en lugar de 30 euros? De poco más de 20 céntimos. En esta línea, hay muchos métodos para ahorrar, solo tienes que elegir el que más te agrade o te genere la motivación adecuada.

Por otra parte, has de tener muy presente que la reducción de facturas, de luz, agua, o teléfono, puede hacer que alcances esa meta. Por ejemplo, con la luz: comprueba si la potencia contratada es la que necesitas, o si tienes demasiada, utiliza luces led, o desenchufa los aparatos en stand-by. Con ello, ahorrarás cada mes unos euros en el suministro eléctrico.

3. Comer en casa en la medida de lo posible

A pesar de que el confinamiento ha cambiado la percepción como consumidores, al final la vida volverá, poco a poco, a la normalidad. Así, comer fuera de casa puede suponer un gasto innecesario y que puede evitar que cada mes apartes esos 100 euros.

Si gastas 2 euros diarios en desayunar fuera de casa, y luego te tomas un café por 1,20 euros, estás empleando 3,20 euros cada día, por 22 días laborables, lo cual suponen 70 euros mensuales.

Ocurre lo mismo en cuanto a las comidas principales. Resulta mucho más barato hacerlas en casa que comer fuera, aunque el restaurante no sea caro.

4. Ahorrar en la cesta de la compra y comparar

Recortar gastos en la cesta de la compra es otro método que también puede generarte ese ahorro mensual.

Puedes sustituir la ternera por pavo o pollo, o comprar marcas blancas. Fíjate objetivos, si actualmente gastas 100 euros semanales, quizá puedas bajar 15 o 20 euros semanales. Solo con esta medida, ya alcanzarías esos 100 euros que te propones.

Asimismo, es fundamental que a la hora de comprar hagas una comparación entre productos. Dispones de Internet para encontrar la opción más interesante. Al menos, para que sirva de referencia para todo aquello que vayas a adquirir.

5. Utiliza el transporte público y camina más

Muchas veces no puedes caminar para desplazarte por la longitud de los trayectos. Por el contrario, puedes recurrir al transporte público en lugar de utilizar tu coche particular. Ya no solo por ecologismo, sino que puedes ahorrarte dinero.

En otro orden, seguro que muchas veces utilizas tu vehículo privado para un desplazamiento corto, que perfectamente podrías hacer caminando.

Al gasto en combustible, se añade el del parking, el deterioro del coche etc. Por eso, esto también puede ser un buen método de ahorro.

6. Usar una aplicación para controlar tus gastos

Una fórmula que puede ayudarte a conseguir ese objetivo de ahorrar 100 euros mensuales es la utilización de apps para llevar un mayor control del gasto. Hay una amplia gama de aplicaciones que te puedes descargar y que te servirán para llevar mucho mejor tu presupuesto.

En muchas ocasiones el ahorro viene de la mano del recorte de partidas innecesarias que tenemos. Por eso herramientas como Fintonic, Wally, Mint, Mooverang y otras tantas pueden echarte un cable para hacer mucho más fácil esa tarea de gastar de menos y lograr tus objetivos.

7. Elaborar un presupuesto y ceñirte a él

Un presupuesto es una gran herramienta en el esquema de las finanzas personales, pero también una responsabilidad que la mayoría termina por aparcar. Tanto es así que lo más habitual es que no superen el año de vida. Sin embargo, es importante contar con uno y ceñirse a él para conseguir esa meta que te has trazado mensualmente: en este caso 100 euros.

Es fundamental que sepas separar los ingresos y gastos, además de trazarte unos objetivos: mensuales y anuales. Hay que saber exactamente de qué se puede prescindir. Por ejemplo, los expertos sugieren que no destines gran parte de tu presupuesto a la compra de un coche. Hay una serie de gastos que, si se inflan, pueden impedir que consigas lo que te has propuesto previamente.

8. No olvidar algunos principios básicos

Aunque pueda parecer baladí, es cierto que para conseguir un ahorro mensual de 100 euros se necesita seguir a rajatabla todos los principios de las finanzas personales. Sin embargo, existe un concepto bastante básico que muchas personas tienden a olvidar.

Muchos potenciales ahorradores se olvidan de que es fundamental ingresar más dinero del que se gasta. Este tipo de situaciones suelen suceder a personas que no controlan sus “gastos hormiga”, es decir, aquellos que, aunque son muy pequeños, se vuelven importantes por lo recurrentes.

9. Mantener un control emocional de nuestro dinero

Otro de los puntos básicos del ahorro periódico se centra bastante en mantener al margen las emociones. La seguridad financiera es el nivel de presupuesto que te permite dormir tranquilo. Está asociada a lo que realmente se necesita para vivir y su ausencia generaría pánico.

En este sentido, hay 4 consejos para llevar el control de ingresos y gastos emocionalmente. Tomarse un tiempo para analizar con detalle, separar los desembolsos en niveles de emocionalidad, aprender a separar calidad de precio y preguntarse con frecuencia para qué quieres las cosas

10. Para ser eficiente en el ahorro no dejes de lado la formación

Además, siempre hay que recordar que la formación es fundamental para seguir avanzando en los propósitos que se tengan, como puede ser ahorrar 100 euros cada mes. Pese a que es cierto que hay algunas medidas para solucionar tus problemas financieros sin tener ningún tipo de formación, prepararse en las finanzas personales siempre es enriquecedor y más aún en situaciones negativas. Tienes la posibilidad de sacar ventaja y estás mejor preparado para el siguiente golpe.

Hay muchos cursos de educación financiera que puedes seguir, pero es igual de importante que mires tu capital desde un punto de vista objetivo. La cultura resulta fundamental para dar pasos hacia adelante, también en cuanto a tu capacidad para ahorrar.

*Artículo original publicado por Héctor Chamizo en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider