Empresa

10 mandamientos para autónomos y emprendedores en 2019

10 mandamientos para autónomos y emprendedores en 2019

Si tienes pensado invertir en tu propio negocio o zambullirte en la piscina del emprendimiento para el próximo 2019, no te pierdas los diez mandamientos esenciales para emprendedores de la escuela de negocios Level UP.

Emprender no es una tarea fácil y requiere de consejos y mentoring por parte de los expertos en la materia para impulsar la calidad y el esfuerzo en torno a los proyectos, así como regar la semilla de las ideas de las startups más jóvenes o las pequeñas y medianas empresas, responsables de una buena porción del empleo en España.

11 consejos para mejorar tu imagen de marca

Según el último Informe PYME España 2018 en torno a las expectativas de crecimiento del empleo y las ventas de las pequeñas y medianas empresas españolas revela como 4 de cada 10 empresas esperan un incremento de las ventas para el próximo 2019. Entre el segmento, aquellas pymes con menos de diez años son las que más estiman seguir creciendo en número de empleados.

Para contribuir a la mejora de los proyectos de la pequeña y mediana empresa española, desde la escuela de negocios Level UP comparten la siguiente lista de mandamientos, en la que se incluyen hasta diez consejos dirigidos a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios en 2019. 

10 mandamientos que debes seguir como pequeño empresario en 2019, según Level UP

  • Nunca es el momento perfecto. Si quieres conseguir tu sueño, hazlo ahora. Emprender es una de las decisiones más importantes y emocionantes en tu vida. Si lo estás pensando, significa que ya has tomado la decisión. Ahora, lo imprescindible, es que actúes. Muévete, lánzate, aventúrate, fíjate unos objetivos claros y soñadores, trabaja cómo quieres llegar a conseguirlos y ve a por ello con determinación. No habrá éxito sin acción.
  • El mercado no te tiene manía. Simplemente decide y juzga. Actúa y escucha lo que éste te dice. Existen muchas empresas ahí fuera. Y cada vez habrá más. ¿Por qué unas triunfan y otras no? Porque las que lo hacen escuchan al mercado y son capaces de reaccionar ante los problemas del cliente. Es posible que tu idea inicial pareciese muy buena, pero si la gente no quiere consumir tu producto o servicio es necesario que hagas cambios con rapidez para ofrecer lo que realmente busca el cliente.
  • Arranca como empresari@. El mercado está lleno de expertos profesionales, pero vacío de empresari@s potentes. El éxito no lo va a determinar lo buen o mal profesional que seas. El mundo empresarial está plagado de gente que sabe hacer bien su trabajo técnico, o que tiene buenos productos. La clave está en hacer el trabajo de empresari@. Y de esos hay menos. No te centres en aprender a ser buen panadero, abogado, coach, mecánico, vendedor de ropa, diseñador web, o fisioterapeuta. Aprende a manejar un negocio, sea el que sea, y ahí es donde podrás destacar.
  • Elimina las excusas de tu vida. No sirven para nada: Buscar excusas y refugiarte en ellas solamente sirve para anclarte en creencias falsas que no te permitirán avanzar. Lo más importante es reconocer que puede existir un problema y tomar la decisión de buscar la mejor solución para solventarlo. Pensar que otro es mejor que tú no te va a ayudar en nada. Si otr@ ha podido, tú también puedes.
  • Deja las envidias para el resto del mundo. Analiza y sigue a la gente exitosa. Nunca, jamás, olvides este mantra. Buscar referentes, personas o proyectos en los que inspirarte es bueno. Hay gente muy inteligente ahí fuera y debemos ser capaces de aprovechar su conocimiento. La admiración no servirá de nada si solamente la utilizas para compararte con ell@s y pensar cosas como “los ricos son avariciosos”, o “el dinero genera problemas”. Desgrana sus ideas, identifica lo que ell@s hacen y puede resultar más útil para tu negocio y aplícalo. Una persona muy exitosa puede ser también muy generosa y no tendrá problema en ayudarte.
  • Puedes arrancar antes y aprender después, o aprender antes y arrancar con experiencia. Lo primero te llevará a la ruina; lo segundo te ayudará a triunfar. Tengas la edad que tengas, la clave para que tu negocio funcione es aprender, aprender y aprender. Tu negocio solamente podrá llegar hasta el nivel de capacidades que tú tengas. La competencia es feroz y el cliente tiene muchas oportunidades donde escoger. Necesitas aprender y entender cómo escucharlo, cómo captarlo, entenderlo y fidelizarlo. Si esperas arrancar, y aprender de la experiencia, pronto te darás cuenta de que lo poco que tienes en tu cuenta bancaria se esfuma. Asegúrate de que sales al mercado con el aprendizaje adecuado.
  • Ten paciencia. Piensa en el largo plazo. No emprendas con “urgencia” de resultados. Toda empresa requiere su tiempo. Si buscas la inmediatez solo encontrarás decepciones. Un plan de negocio debe contar con objetivos claros y realizables a corto, medio y largo plazo y todos ellos construyen a llegar a este objetivo final: la visión que tienes de tu empresa, ¿a dónde quieres llegar? Trabaja en el día a día pero siempre teniendo en mente el largo plazo. La paciencia y el tesón serán tus mejores aliados. Genios que se hagan ricos de la noche a la mañana hay muy pocos.
  • No renuncies a tu sueño. Lucha. Lidera las dificultades. Poder trabajar en lo que tú deseas y lo que mejor sabes hacer es maravilloso. No todos los días serán fáciles, encontrarás piedras en el camino. Pero puedes saltarlas y seguir avanzando. Cuando te encuentres con dificultades, analízalas, busca la mejor solución y, por muy complicado que parezca, ve adelante con ella. Los problemas solo nos ayudan a ser mejores y, con la experiencia que ganamos, conseguimos evitarlos. Sé positivo ante cualquier situación.
  • Trabaja con pasión. Nada tendrá sentido si no te gusta lo que haces. Vive tu sueño. Disfrútalo. Has escogido un camino duro pero una experiencia única. Aprovecha cada instante en tu negocio para aprender y para crecer. Dedícale tiempo, dinero y cariño. Pronto te darás cuenta de que esto es duro, y no podrás luchar si no te gusta lo que haces. No cometas el error de emprender buscando dinero. Emprende disfrutando. El dinero llegará.
  • No empieces con una idea. Empieza con una oportunidad. Nuestra mente ha sido creada para pensar y, de estos pensamientos surgen infinidad de ideas. Fíltralas, analízalas y estudia el mercado. Emprende cuando tengas clara la oportunidad, cuando hayas descubierto el problema en el cliente y tengas la solución. A partir de ahí, será fácil demostrar a tu público tu diferenciación, y el por qué no hay mejor opción de contratación que tu propuesta.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.