Educación

Perú acoge la primera escuela del mundo a prueba de pandemias

perú pandemia

La escuela primaria Mangrove de Lima quiere convertirse en el primer colegio del mundo a prueba de pandemias, animando al aprendizaje al aire libre y contando con espacios flexibles y polivalentes.

La crisis del coronavirus ha impactado en gran medida en el terreno educativo, forzado cierres y obligado a otear nuevos horizontes para garantizar una enseñanza inclusiva, segura, transversal y adaptada a los tiempos que corren. Una escuela primaria de Perú quiere liderar este cambio convirtiéndose en la primera del mundo “a prueba de pandemias”. Dos son los pilares tras su rediseño: la construcción con materiales sostenibles y el aprendizaje al aire libre. 

¿Hay mejor calidad educativa en la escuela rural que en la urbana?

La escuela Mangrove de Lima tendrá casi 1.000 metros cuadrados de terrenos y acogerá a 750 estudiantes de 6 a 12 años. Los futuros alumnos tendrán acceso a una piscina, gimnasio, laboratorios de ciencias y estudios creativos para arte, música y teatro. En definitiva, su fórmula residirá en un cóctel de naturaleza e innovación

escuela a prueba de pandemias

Tal y como explican desde Euronews, el campus está orientado en torno a un río para aprovechar al máximo la topografía natural del terreno. Los jardines verticales, las áreas de juego abiertas en la azotea y los patios interiores son parte del diseño de este edificio educativo puntero. Así, los espacios estarán más ventilados, se fomentará el cultivo de vegetales orgánicos y también el deporte y el ocio al aire libre.

La construcción estará a cargo de los arquitectos daneses Rosan Bosch, famosos por sus ingeniosos edificios educativos que se extienden desde Suecia hasta Dubai. Trabajarán mano a mano con la firma de ingeniería española IDOM para crear una escuela que aborde muchos de los problemas de planificación que enfrentan los espacios comunes durante COVID-19.

7 cursos online gratis de fotografía para principiantes de Harvard, Stanford o el MoMA

“Entendemos esta nueva escuela como un proyecto de paisaje. Es una arquitectura basada en la topografía, los materiales naturales y la cultura peruana en relación al paisaje”, comenta Manuel Andrades, Director de Proyectos de IDOM, subrayando que la sostenibilidad es uno de los pilares de su estrategia de diseño. 

La escuela pretende ser neutra en carbono y convertirse en un edificio de energía casi nula. Emplean paneles de madera reciclada y sistemas que aprovechan la sombra natural y la ventilación cruzada natual para asumir un coste mínimo de energía. Así, se podrá proporcionar a los alumnos un 100% de aire fresco sin recirculación.

Uno de los espacios interiores y exteriores combinados del nuevo plan

Uno de los espacios interiores y exteriores combinados del nuevo plan

Otras empresas y compañías todavía no contemplan la mudanza a espacios exteriores pero sí una reinvención de las oficinas, apostando por una planificación espaciosa y mayor calidad en la ventilación de aire. “No podemos seguir diseñando ciudades y edificios como si nada”, dice Vicente Guallart, fundador de los arquitectos barceloneses Guallart, que se encuentra diseñando un entorno urbano en Baoding, al sur de la localidad china de Beijing. Este espacio contará con balcones más grandes, una app de salud para el vecindario y bloques comunitarios de propósito mixto con el enfoque puesto en la sostenibilidad.

Crédito imagen: IDOM/Rosan Bosch Studio

Fuente | Euronews

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.