Educación

Jugar de forma equilibrada ayuda a los niños a mejorar su empatía y creatividad, dice un estudio

Una “dieta lúdica equilibrada” fomenta la creatividad, la empatía, la resolución de problemas y la cooperación, estas últimas relacionadas además con la socialización, en los más pequeños de la casa.

El juego favorece las destrezas que hoy pueden considerarse necesarias para que en un futuro los niños y niñas contribuyan a cambiar la sociedad como “changemakers” (agentes de cambio): la creatividad, la empatía, la resolución de problemas y la cooperación, estas últimas relacionadas además con la socialización. Así lo asegura un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid, la fundación Ashoka, UNICEF e IKEA, en el que se expone cómo el juego infantil es tan relevante como la propia alimentación.

“En un tiempo tan instrumentalmente orientado como el nuestro, deberíamos ganar mayor sensibilidad hacia el derecho de los niños y las niñas a jugar y el valor del juego como espacio de iniciación en los valores de la convivencia”, reconoce Gonzalo Jover Olmeda, decano de la facultad de Educación de la UCM.

El origen del Monopoly, lejos de ser un juego de entretenimiento familiar

Así, al estilo de la ya conocida pirámide alimenticia, se ha presentado además “la pirámide del juego infantil” para fomentar una “dieta lúdica equilibrada”, principalmente a partir de una correcta distribución de tiempos, hábitos y tipos de juego para que todas las niñas y niños practiquen diferentes habilidades y la sepan poner “en acción” para entender y resolver los retos de su entorno.

Con juegos inclusivos con niños con capacidades diferentes, cocina en familia, deportes en equipo, puzzles o rompecabezas, en esta pirámide se distribuyen, de abajo a arriba, los escalones de la empatía como base, seguida de otro escalón con creatividad, cooperación, resolución de conflictos y pensamiento latetral y, por último el escalón de changemaking para transformar el entorno.

Otras conclusiones relevantes de la investigación son que más del 80% de los niños y niñas españoles está satisfecho con la cantidad de tiempo de juego aunque todos afirman querer más, y que solo 10,3% menciona a sus padres y madres como compañeros habituales de juego, manifestando la mayoría que les gustaría jugar más con ellos.

*Foto de portada: Natalie Bowers.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.