Para el estudio, los alumnos de dos clases de una escuela aprendieron vocabulario de inglés, con y sin aroma, durante el periodo de aprendizaje y también por la noche. Según parece, los estudiantes recordaron el vocabulario mucho mejor si estaban acompañados de este aroma a olor de rosa.

Para llegar a estos resultados, se realizaron varios experimentos con 54 estudiantes de dos clases de sexto grado de una escuela en el sur de Alemania. Se pidió a los jóvenes participantes del grupo de prueba que colocaran varitas de incienso con aroma a rosas en sus escritorios en casa mientras estaban estudiando vocabulario en inglés, pero también en la mesita de noche junto a la cama por la noche cuando estaban durmiendo.

En otro experimento similar también colocaron varitas de incienso en la mesa junto a ellos durante una prueba de vocabulario en la propia escuela. Todos estos resultados se compararon con la misma prueba en la que no se valieron las estudiantes de ningún tipo de incienso.

Según los resultados, los estudiantes “mostraron un aumento significativo en el éxito del aprendizaje en aproximadamente un 30 % si se usaban varitas de incienso o durante las fases de aprendizaje y de sueño”.

De esta manera, parece que la fragancia ayuda al cerebro a asimilar mejor los datos y a concentrarse, con lo que quizás ese incienso que tienes en tu casa y que solo pones muy de vez en cuando, sea un gran acompañante si lo que necesitas es éxito en los estudios.