Educación

Cómo ahorrar 26.000 euros para la carrera universitaria de tu hijo

7 formas de ahorrar dinero en restaurantes caros

Si abrimos una cuenta de ahorro cuando nazca un hijo y ahorramos 100 euros al mes, al cumplir los 18 años habremos acumulado 22.600 euros. Pero si no logramos que esta cuenta o depósito nos de una rentabilidad que sea al menos el porcentaje de la inflación, habremos perdido poder adquisitivo.

La planificación financiera sirve para resguardarnos económicamente frente posibles imprevistos en el futuro. Esto se vuelve incluso más necesario una vez que se tienen hijos. La organización de las finanzas personales puede servir para estar preparado para cuando crezcan y tengan una necesidad económica, por ejemplo, ir a la universidad. 

Si se quiere realizar una planificación financiera para que cuando cumplan 18 años puedan, por ejemplo, estudiar fuera o tener un colchón financiero será necesario ir organizando las finanzas desde el momento en el que los hijos nazcan.

6 formas con las que ganar dinero con tu cuerpo gracias a la ciencia

En este caso, los expertos de la plataforma de finanzas Uncommon Finance, han hecho las cuentas para Business Insider para saber qué colchón financiero se puede lograr ahorrando 100 euros al mes hasta que cumpla los 18 años.

Para hacer las cuentas, han tenido en cuenta que en el momento de abrir la cuenta corriente o el fondo de inversión se hace una aportación inicial de 1.000 euros. Además, para hacer los números se realizan los cálculos con una inflación media del 3%.

Si ahorramos 100 euros al mes y no invertimos nada

En este escenario, para hacer los cálculos contamos con que cuando nace el niño hacemos una aportación a una cuenta de ahorro o en un depósito de 1.000 euros y luego vamos sumando 100 euros al mes a esta cantidad a los 18 años de la criatura contaremos con un total de 22.600 euros.

Si estos ahorros están depositados en un producto con una rentabilidad superior a la inflación, el poder adquisitivo de estos ahorros será el mismo.

El problema reside en que en este momento de tipos bajos, muchas cuentas y depósitos a plazo fijo no están logrando batir el IPC, por lo que transcurrido esos 18 años nuestro poder adquisitivo será menor porque los 22.600 euros de dentro de 18 años valdrán menos que los de hoy.

Ahorramos 100 euros al mes e invertimos con una rentabilidad del 4,5%

En este caso se parte de un escenario igual al anterior, pero en vez de colocar el dinero en una cuenta corriente o en un plazo fijo, el ahorrador decide elegir un producto con mayor riesgo.

En este caso, los expertos de Uncommon Finance calculan apuntan que hay dos grandes opciones según el tipo de gestión. Por un lado, se podría optar por una gestión activa, una de ellas es la gestión value, que es la empleada por varias boutiques en España y que ofrecen condiciones especiales para los niños.

“La otra opción sería la contratación de un fondo indexado, son fondos de inversión en los que los gestores no deciden las empresas concretas en las que invertir, simplemente replican a un índice de referencia y por tanto las comisiones de gestión son más bajas que en los fondos activos, también existen varias gestoras de este tipo en nuestro país con condiciones más beneficiosas para los menores de edad”, añaden.

Haciendo las cuentas con una rentabilidad media del 4,5% a los 18 años (partiendo de una primera imposición de 1.000 euros) el dinero acumulado serían 35.000 euros en términos nominales, lo que supondría con una inflación del 3% tener en términos reales un poder adquisitivo de 26.000 euros. 

Si nuestra capacidad de ahorro es mayor, por ejemplo, 200 euros al mes, el patrimonio final se podría situar alrededor de los 68.000 euros nominales gracias al interés compuesto. De esta forma, en términos reales tendríamos 50.000 euros.

Si conseguimos una rentabilidad del 6,5%

Si consiguiéramos una rentabilidad mayor en nuestras inversiones, por ejemplo del 6,5%, a la hora de llegar a la mayoría de edad ahorrando 100 euros al mes habríamos conseguido unos 43.000 euro. Esta cantidad una vez descontada la inflación se quedarían en unos 32.000 euros. 

Con esta misma rentabilidad del 6,5% si ahorráramos 200 euros al mes se llegaría en términos nominales a los 83.000 euros cuando la criatura cumpliera 18 años. Una vez descontada la inflación, en términos reales se habrían logrado 61.000 euros.

*Artículo original publicado por Mario Felipe en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider