Educación

Cómo aprender un idioma nuevo dedicándole 15 minutos al día

Cómo aprender un idioma dedicándole 15 minutos al día

Aprender un nuevo idioma no requiere de una gigantesca inversión de tiempo, sino de constancia a la hora de dedicarle quince minutos diarios, según indican los expertos lingüistas de la famosa aplicación Babbel.

Como te contábamos recientemente, ocho de cada diez españoles han contemplado aprender un idioma entre sus propósitos de Año Nuevo. Si estás entre ellos, tenemos buenas noticias para ti: dedicándole tan solo quince minutos al día es posible, según confirman los expertos de la app Babbel. De hecho, este valioso cuarto de hora diario es la piedra angular de su novedoso enfoque de aprendizaje de idiomas, un sistema integrado diseñado por lingüistas expertos que combina métodos pedagógicos con lo más moderno de la tecnología online. 

Karoline Schnur, lingüista de la plataforma, explica cual es el sencillo principio que rige las lecciones de quince minutos impartidas por Babbel. “Si lees mucha información, no podrás absorber todo. A esto le llamamos sobrecarga de información o sobrecarga cognitiva”. O lo que es lo mismo, el cerebro selecciona qué información en nuestra vida diaria es importante y deshecha el resto, que no pervive en la memoria a largo plazo.

Los 10 idiomas más antiguos del mundo que todavía se usan

Esto también sucede con el aprendizaje compulsivo -algo que habrás experimentado en un atracón previo a un examen-: si intentas retener mucha información de golpe, es probable que una semana después apenas recuerdes nada. Por tanto, es más importante hacer conexiones a largo plazo a través de la repetición. La aplicación Babbel se diseñó considerando las limitaciones de la memoria humana. De esta manera, quince minutos se corresponden bien con el principio de “fragmentación” en psicología: nuestros cerebros funcionan mejor para absorber alrededor de siete cosas nuevas a la vez.

De esta manera, la plataforma incorpora la repetición en las lecciones, dotadas de diversos ejercicios y contextos en los que establecer las conexiones adquiridas en el idioma, incluyendo diálogos y otras situaciones prácticas, así como temas de interés, refranes populares y conversaciones cotidianas. No se trata de absorber vocabulario y gramática sin ton ni son, sino aprender a usar la lengua y fijar el idioma elegido en la memoria a largo plazo gracias a la repetición.

Los consejos de Babbel para aprender un idioma nuevo

La experta revela cuatro trucos para aprender un idioma nuevo:

  • Aprende sobre la marcha: Es fundamental aprovechar los momentos en los que estás esperando, en una cola o viajando. Es una aplicación perfecta para aprovechar el trayecto en metro, por ejemplo, rentabilizando el uso del tiempo.
  • Encuentra el patrón de aprendizaje adecuado para ti: Los estudiantes pueden adaptar su estudio a su tipo de personalidad. Según Babbel existen dos tipos de aprendices de idiomas: a quienes les gustan las rutinas y a los que no. Los primeros pueden crear su propio horario, como dos series de repetición y una nueva lección, y apegarse a ellos. Los segundos pueden personalizar la proporción.
  • Genera confianza con la práctica del idioma: Es importante dedicar un día a la semana a aplicar el lenguaje a la vida real, acudiendo a un restaurante, escuchando un podcast, charlando con nativos de una comunidad online, acudiendo a conversaciones en ese idioma en tu biblioteca o viendo una serie o película en el idioma elegido.
  • Logra un hábito de aprendizaje diario: No hay que olvidarse de la importancia de establecer conexiones todos los días e intentar hablar el idioma o pensar en dicha lengua unos minutos, pese a que tengamos una agenda ocupada. Solamente la perseverancia y el buen hábito de estudio te permitirá aprender y conocer un idioma a largo plazo.

Fuente | Babbel

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.