Educación

8 proyectos de robótica para hacer en casa con niños

robotica en casa

Si estás buscando algo que hacer para aprovechar el tiempo en casa, iniciar un proyecto de robótica es una de las actividades más completas y divertidas. A los niños les encanta y los mayores también pueden participar.

Cuando decides poner en marcha un proyecto relacionado con la tecnología, existes muchas opciones, y todas ellas son buenas: aprender un lenguaje de programación, aprender a montar un PC desde cero, etc. Uno de los más completos que existen es la robótica, porque reúne varias disciplinas. Aquí te mostramos 8 proyectos divertidos de robótica que puedes hacer en casa.

Con un kit de robótica aprendes a montar físicamente un robot, pero también lo programas, lo modificas, lo personalizas, e incluso te inventas nuevas funciones. Y es divertido en sí mismo. ¿A quién no le gusta construir su propio robot?

Un robot ya ha operado con éxito seis aneurismas en Canadá

Si emprendes un proyecto de robótica aprendes ingeniera, programación, matemáticas, telecomunicaciones, y además te lo pasas bien. Y es una aventura que pueden llevar a cabo niños y mayores. Un entretenimiento educativo para practicar en familia.

Por supuesto, cuando hablamos de robots no nos referimos sólo a los clásicos androides que caminan sobre dos patas. Un coche puede ser un robot, e incluso una impresora 3D, que puedes montar tu mismo.

Algunos de estos proyectos funciona con una Raspberry Pi o una placa Arduino, que quizá debas comprar aparte. Y todos exigen una pequeña inversión para comprar el kit de piezas. Hemos dado preferencia a los kits de robótica asequibles. Como verás alguno de ellos apenas cuestan 40 euros, y ninguno supera los 200 euros.

Vamos a echar un vistazo a 8 proyectos de robótica divertidos que puedes hacer en casa.

PiCar-S

robot

Si tienes una tarjeta Raspberry Pi, o no te importa comprar una, uno de los proyectos de robótica más divertidos para esta tarjeta es PiCar-S. Básicamente, construir un coche controlado por una Raspberry Pi.

Una de las mejoras cosas que tiene es que funciona con todos los modelos, desde Raspberry Pi 2 a la nueva Rasberry Pi 4 B:

PiCar-S incluye todo lo necesario para montar un coche teledirigido, y controlarlo con la Rapsberry Pi. También puede manejarse con una app instalada en el móvil.

Lo más interesante son los sensores. Con el sensor de luz el coche puede funcionar a oscuras, y dirigirse hacia una fuente de luz. Tiene también un sensor ultrasónico, así que puede sortear obstáculos. Y además posee un sensor para seguir una línea (dibujas un circuito para que lo recorra)

En el pack tenemos desde el chasis del vehículo a las ruedas, el motor, la batería, luces, cámara, etc. No requiere ningún tipo de soldadura o conexión compleja. Todo se conecta mediante clips que solo encajan en una dirección.

Con ayuda del manual y un vídeo explicativo es fácil montar el coche, conectar una Rapsberry Pi, y controlarlo con los programas preinstalados. Además es posible programarlo con un sencillo lenguaje de programación que usa bloques visuales, llamado Dragit. Y también programarlo con Python. Así que puede ser una experiencia todo lo sencilla o compleja que quieras.

Un kit de robótica divertido y educativo para niños y mayores.

PiCar-S tiene un precio de 83,99€ en Amazon.

Monta tu propia impresora 3D

3d

Quizá esta propuesta te haya pillado por sorpresa. ¿Una impresora 3D es un kit de robótica? Pues técnicamente, sí. Al menos los modelos más baratos, que se venden desmontados y tienes que montarlos pieza a pieza.

Montar una impresora 3D no es una tarea difícil, porque las instrucciones son claras y existe mucha documentación y foros de ayuda. Pero sí exige una precisión absoluta. Las piezas debes estar exactamente en su posición y perfectamente alineadas. Sino la impresora no imprimirá bien, o lo hará torcido, o no respetará las medidas.

Si te animas, una impresora 3D barata sin montar cuesta unos 200 euros:

Además de que es un proceso divertido, la recompensa es que obtienes un robot tremendamente útil, con el que podrás imprimir juguetes, accesorios para el móvil o las consolas, objetos decorativos, piezas para tu trabajo o tus hobbies, y mil cosas más.

Hay que ser un poco manitas, pero la experiencia merece la pena.

Zowi

zowi

Zowi es el robot programable de bq, que se ha hecho famoso por aparecer en un programa de televisión.

Tiene ya unos años, pero eso juega a su favor porque existe abundante información y cientos de proyectos que se pueden probar.

Zowi está pensado para que los niños aprendan los conceptos de la programación y la robótica. Por si solo puede andar, bailar, y hacer gestos con la boca. Tiene también un sensor de ultrasonidos que hace que reaccione a las palmadas o los toques.

Existen una app de Android (no está disponible para iOS) que permite comunicarse con el robot, acceder a minijuegos y desbloquear más contenido.

Además Zowi se puede programar con el lenguaje BitBloq, un sencillo lenguaje por bloques que permite hacer cosas como enseñar a cantar al robot, hacer que recorrar una ruta preprogramada, o que te avise cuando detecta ruido.

Finalmente, también es compatible con la placa Arduino, con la que se puede añadir nuevos sensores, y programación más avanzada.

Aunque está pensado para niños, cualquier persona puede aprender conceptos de programación y usarlo para cosas más serias, a través de Arduino.

Zowi tiene un precio de unos 66 euros en Amazon.

Makeblock Explorer Kit

make

Makeblock Explorer Kit es uno de los kits más asequibles de la gama MakeBlock.

Se compone de un bloque motorizado con una placa Arduino One, que viene con multitud de sensores programables: sensor de luz, pulsador, receptor infrarrojo, sensor ultrasonido, un guía-línea, zumbador, LED RGB, y emisor infrarrojo. Y hay que montarlo desde cero. Tiene una edad mínima de 14 años.

Los kit de robótica mBot y mBot Complete incluyen una placa (basada en la Arduino One) y distintos sensores y piezas que se pueden combinar para crear distintos robots que interactúan y reaccionan ante diferentes estímulos. Con mBot Ranger, se puede crear incluso un coche de carreras, un balancín y un tanque.

Cada kit cuenta con varias configuraciones para que el proceso de creación de un robot sea más ameno para los principiantes. El Pack Inventor, por ejemplo, ha sido diseñado expresamente para aprender sobre la plataforma Arduino y crear prototipos fácilmente. Ultimate 2.0 es un producto muy completo que permite a los usuarios crear hasta 10 montajes prediseñados.

A la hora del programarlo, se puede usar Scrach, o el versátil lenguaje profesional Python.

Makeblock cuesta 90 euros en Amazon.

Lego Boost

lego

Lego dispone de numerosos kits de robótica, pero son bastante caros. Su gama estrella, Lego Mindstorm, no baja de los 300 euros.

Una opción más barata pero también interesante, es la plataforma Lego Boost, lanzada hace un par de años.

Lego Boost está compuesto por un bloque motorizado llamado Move Hub, que integra un sensor de inclinación y está alimentado por seis pilas AAA, otro motor y otro sensor que combina el color y la distancia, así como 843 piezas tradicionales de LEGO. Puedes construir lo que quieras, no tiene que ser un robot.

El robot se programa a través de una app disponible para iPad y tablets Android que tiene una interfaz muy intuitiva y fácil de utilizar basada en Scratch, el lenguaje de codificación visual desarrollado por el MIT.

LEGO Boost permite construir y programar cinco robots, cada uno de ellos con un nivel de complejidad diferente para adaptarse a los usuarios de todos los niveles. Los estudiantes podrán fabricar una guitarra de colores, un vehículo parecido a un camión, una máquina similar a una impresora 3D, al gato Frankie y a Vernie, un robot antropomórfico que es el proyecto con mayor nivel de dificultad.

Cada uno de los robots se puede programar para realizar diferentes tareas con las que los niños aprenden los principios de la codificación y la robótica mientras se divierten. El androide Vernie es el que cuenta con un repertorio más amplio: puede bailar, disparar un pequeño proyectil contra un blanco, o incluso mantener una conversación.

Lego Boost cuesta 139,99 euros en Amazon.

Edison 2.0

edison

Si buscas un kit de robótica versátil, muy personalizable, y barato, Edison 2.0 seguro que te resulta de interés.

Básicamente es un motor con ruedas y sensores. La característica más importante es que compatible con las piezas de Lego, así que puedes usarlo para lo que quieras.

Edison 2.0 detecta y esquiva obstáculos, comienza a moverse con el sonido de una palmada, rastrea líneas siguiendo su recorrido, detecta la luz y además se comunica con otros robots EDISON.

Puedes elegir entre jugar con el control remoto y los programas precargados o crear tus propios programas. Hay contenido didáctico para niños desde los 4 hasta los 16 años. Existen distintos niveles de lenguaje que se ofrecen para programar. Desde el más básico basado en bloques, a Python o, un lenguaje híbrido.

Edison 2.0 solo cuesta 45 euros en Amazon.

Robots Dash y Dot

dash

Dash y Dot son dos simpáticos robots que han recibido numerosos premios en varios países, y desde hace poco están disponibles con el software en español.

Son dos robots independientes que se venden por separado, pero juntos pueden realizar más acciones. Puedes empezar con Dot, ya que mediante un accesorio se puede transformar en Dash.

El más grande, que dispone de ruedas, puede hacer cosas como moverse, bailar, iluminarse, hacer sonidos, evitar obstáculos e incluso reaccionar ante la voz. Además viene con dos extensiones para poder utilizar ladrillos Lego y personalizar el robot.

Dot es más modesto (también más barato), ya que nos se mueve, pero habla, reconoce movimientos, y tiene luces programables.

Lo más interesante de estos robots es que se programan con Blocky, el lenguaje de Google, y además usan un lenguaje propio basados en iconos, desde el móvil o la tablet.

La aplicación tiene más de 300 desafíos en forma de retos de programación, con recompensas en forma de desbloqueos de habilidades y herramientas, que animan a superarlos.

El robot Dash tiene un precio de 143 euros en Amazon. El pequeño Dot es más asequible. Lo puedes encontrar por unos 71 euros en Amazon.

ELEGOO Smart Robot Kit Cat 3.0

smart

Aquí tenemos un kit de robótica integral, en el sentido de que toca distintas ramas. Elegoo Smart Robot Kit Cat 3.0 te invita a montar un coche teledirigido desde cero, para lo cual aprenderás conocimientos de robótica, electrónica, ingenería y programación.

El montaje está recomendado para mayores de 12 años, pero como se ve en las fotos, aunque contiene instrucciones detallas en español, no es un juguete que pueda montar un niño por su cuenta. Es un producto que incluso puede ser un reto para los adultos.

Este Kit viene con una placa Arduino Uno, que se usa para programar diferentes funciones, conectando la placa a un ordenador. Podemos crear programas para que funcione de forma autónoma, esquivando obstáculos, o bien hacer que siga una línea en el suelo, o controlarlo con un mando incluido, o con una app desde el móvil.

A través de Arduino, se puede usar para todo tipo de proyectos.

Es un kit interesante porque es bastante completo, no es solo para niños, y tiene un precio ajustado. Elegoo Smart Robot Kit Cat 3.0 cuesta 71,99 euros en Amazon.

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.