Entretenimiento

Una familia australiana encuentra un koala vivo en su árbol de Navidad

Una familia australiana encuentra un koala vivo en su árbol de Navidad

La familia australiana McCormick nunca se olvidará de estas atípicas Navidades: el pasado miércoles por la noche, se encontraron en su sala de estar un koala en su árbol navideño.

Cuando los McCormick irrumpieron en su sala de estar el miércoles por la noche los adornos navideños estaban esparcidos por el suelo y su perro olisqueaba nervioso el árbol sintético. Cuando la madre alzó la vista hacia las ramas, se chocó con un pequeño koala parpadeando. Y aunque al principio pudo pensar que se trataba de un juguete de peluche, enseguida pudo comprobar que era un animal vivo.

Enredada en las luces de su árbol, la familia comprobó conmocionada cómo el koala se sentía como en casa. Incluso trató de masticar algunas hojas de plástico antes de darse cuenta de su error. Pidieron ayuda, ya que aunque en el imaginario colectivo sean percibidos como tiernos y achuchables, a los koalas no les gusta que les toquen. Al principio, sus amigos no creyeron su historia, mostrando perplejidad ante el asunto.

“Esta noche recibimos una llamada. Al principio pensó que era víctima de una broma. Pero no, un koala desesperado por entrar en el espíritu navideño había entrado en la casa de Amanda McCormick y decidió que quería ser el hada del árbol de Navidad”, se puede leer en una publicación de Facebook de la organización.

Las 5 leyendas más macabras acerca de la Navidad

La hija del matrimonio, Taylah McCormick, de 16 años, publicó un video del koala en TikTok, que sorprendió a multitud de espectadores. No es la primera sorpresa en los últimos años de esta índole en tierras australianas: en 2016, una mujer de Melbourne notó que la larga guirnalda en su árbol navideño era en realidad una serpiente tigre de un metro de largo. En el caso del koala, su presencia alerta del deterioro medioambiental y del cambio climático.

Con los años, los koalas han comenzado a deambular más y más en los suburbios de Adelaide a medida que se deforestan sus bosques nativos. Australia tiene una de las peores tasas de deforestación del mundo, lo que genera un hábitat fragmentado a medida que aumenta la competencia por los recursos. Al mismo tiempo, las temperaturas cada vez mayores también llevan a la vida silvestre a la sombra.

En la actualidad, los koalas son una especie vulnerable que es cada vez más hallada en patios traseros suburbanos y, a veces, incluso en casas. El año pasado, en Adelaide Hills, una mujer se despertó y encontró un koala sentado en su sofá, mirando su estante de discos de música. Otro día particularmente caluroso de 2019, encontraron a otro enfriándose en los asientos de cuero de un automóvil con aire acondicionado. Y una familia del Golden Grove de Adelaide descubrió a un koala pasando el rato con su perro en su cama.

Las autoridades recomiendan tener cuidado, ya que cuando los mamíferos grandes se acercan, los koalas se sienten amenazados y, a veces, pueden volverse bastante agresivos, especialmente los machos jóvenes. Las mascotas deben mantenerse alejadas si es posible, por la seguridad de ambos animales. Y la pauta es llamar al teléfono de rescate de vida silvestre local. En esta historia, sacaron al koala de la decoración navideña y lo devolvieron a su hábitat, esta vez sí, con árboles de verdady no de plástico.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.