Entretenimiento

Se inventa un asesinato en Ucrania para que la polícia quite la nieve de su calle

Se inventa un asesinato en Ucrania para que la polícia quite la nieve de su calle

Parece la idea de una novela de Agatha Christie, pero ha sucedido en la realidad. Un hombre ucraniano ha fingido cometer un asesinato con la finalidad de que la policía acudiese a quitar la gruesa capa de nieve de su calle.

Gran parte de Europa se encuentra en estos momentos azotada por una ola de frío polar y una intensa borrasca, batiendo récords de temperaturas bajas, hielo y nieve. La borrasca nombrada “la bestia del este”, que no toca a España sino a latitudes más altas, está ocasionando temperaturas entre 15 y 20 grados más bajas de lo habitual en las capitales europeas.

En Ucrania se encuentran bajo gélidos registros, llegando a mínimas de -20 grados bajo cero. La región ha registrado nevadas récord en los últimos días, con más de 50 centímetros cayendo en toda la región. Así las cosas, un hombre ha decidido recurrir a una treta poco convencional -tanto que resulta delictiva- para que las autoridades acudiesen a retirar la nieve de su calle: fingir la autoría de un asesinato.

Kiselyovsk, la ciudad rusa donde la nieve es negra y todos quieren huir

Tal y como explican desde Euronews, el hombre denunció un asesinato ficticio a la policía con la esperanza de que quitaran la nieve de su camino cuando vinieran a arrestarlo. En concreto, llamó por teléfono el sábado por la noche para decirles que había matado a la pareja de su madre apuñalándolo, diciendo que la víctima no mostraba signos de vida.

Tal y como contó Yulia Kovtoun, portavoz de la policía de Cherniguiv, el hombre también aconsejó a la policía que trajera un quitanieves porque “de otra manera no era posible llegar a su casa”.  Sin embargo, los agentes del orden pudieron llegar a la propiedad en el pequeño pueblo de Grybova Rudnia en el noroeste de Ucrania utilizando un vehículo todo terreno. Allí, se toparon de bruces con la mentira, ya que la presunta víctima estaba “sana y salva y nadie lo había agredido”.

La carretera en cuestión había sido limpiada de nieve por la mañana, según las autoridades locales, pero el hombre dijo que no estaba contento con el trabajo y esperaba que la policía terminara el trabajo. El sospechoso ha admitido haber realizado la llamada falsa y se enfrenta a una multa de hasta 119 hryvnias (3,50 €) por apelación indebida.

Fuente | Euronews

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.