Entretenimiento

¿Sabes cuál es el perro más rápido del mundo?

¿Sabes cuál es el perro más rápido del mundo?¿Sabes cuál es el perro más rápido del mundo?

Inteligentes, bondadosos, fieles, cariñosos e inseparables… los perros son nuestros mejores amigos. Si atendemos a los récords establecidos, ¿cuál es la raza de estos peludos más rápida del mundo?

No está demasiado claro que, como en la famosa película de 101 dálmatas, los perros se parezcan tanto a sus dueños, pero lo que sí es verdad es que cada raza tiene una reputación relacionada con la amabilidad, la protección, la elegancia o el carácter juguetón. Si nos centramos en un aspecto más atlético o deportivo, ¿sabrías decir cuál es el perro más rápido que existe?

Cuando se trata de velocidad pura, el galgo es el claro ganador. Si sinuoso, delgado y ágil cuerpo ostenta los honores para ser el mejor velocista de medio tiempo en el mundo canino, únicamente acelerando a fondo para ráfagas cortas. delgado y ágil gana los honores. A menudo apodado el “teleadicto de 45 mph”, el galgo es un velocista de medio tiempo, que solo acelera a fondo para ráfagas cortas.

Los especialistas admiran la forma de esta hermosa raza: todo su organismo está construido para lograr una alta velocidad, desde su cráneo estrecho y aerodinámico hasta su cintura apretada o las almohadillas de sus patas, destinadas a amortiguar los golpes.

4 deportes que puedes practicar junto a tu perro

A una aceleración máxima, un galgo puede alcanzar 45 mph o 72 kilómetros por hora dentro de sus primeras seis zancadas, informa el profesor de psicología Stanley Coren, según recoge Phsicology Today. El guepardo es el único otro animal terrestre con ese grado de aceleración, capaz de pasar del descanso a unos 100 kilómetros por hora en cerca de 3 segundos.

Como señala Coren, los galgos pueden detectar presas con su poderosa vista y correr hacia ellas. Entre sus rasgos tienen una gran caja torácica, corazón de gran tamaño y la cintura estrecha para doblar su cuerpo y que cada zancada los lleve más allá de una longitud de cuerpo completo. Su volumen de sangre supone un 11% de su volumen total, superior a la de un caballo de carreras. En carrera precisa solamente 30 segundos para recircular toda la sangre del cuerpo cinco veces. También pueden incrementar 37 veces su capacidad pulmonar.

En contrapartida a sus dotes de corredores, a los cariñosos y vulnerables galgos les encanta dormir. De hecho, para ahorrar energía y recuperarse pueden descansar unas 18 horas diarias. 

Fuente | Mother Nature Network

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.