Entretenimiento

Récord de asesinatos: mataron a 212 activistas ambientales en 2019

Récord de asesinatos: mataron a 212 activistas ambientales en 2019

Más de cuatro personas en defensa de la naturaleza y el medio ambiente fueron asesinadas por semana durante el año pasado, según recoge el informe de la ONG internacional Global Witness.

Un número récord de 212 activistas medioambientales y personas defensoras de la naturaleza o de sus comunidades fueron asesinados el año pasado, tal y como informa Global Witness, una ONG internacional dedicada a evitar que las industrias extractivas infrinjan los derechos humanos. El dato implica un promedio de más de cuatro personas por semana, más alto que la tasa de mortalidad de los soldados del Reino Unido y Australia desplegados en zonas de guerra.

La cifra implica tanto a activistas como a miembros de comunidades indígenas y periodistas. Entre estos últimos, Maratua Siregar y Maraden Sianipar fueron asesinados a puñaladas por haber mediado una disputa de tierras entre locales y una compañía de aceite de palma el 30 de octubre de 2019. Hasta la fecha no se ha celebrado ningún juicio. En Kazajstán, la dedicación del guardabosques Yerlan Nurghaliev para proteger la saiga (Saiga tatarica), antílopes antiguos en peligro crítico, le costó la vida. Fue golpeado por los cazadores furtivos y falleció debido a las heridas. Tres hombres fueron condenados por su asesinato.

Los 7 inventos más importantes para combatir el cambio climático

Ni el Pacto de París ni las diferentes legislaciones impulsadas por los distintos países han frenado en los últimos años la masacre eco por parte de diferentes flancos: las muertes no han dejado de crecer. Y además de los asesinatos, muchas personas en defensa de la tierra han sido silenciadas por amenazas de muerte, agresión sexual, ataques y arrestos.

Destaca en 2019 el caso del científico turco Bülent Şık, encarcelado únicamente por publicar los resultados de un estudio encargado por el mismo gobierno que lo arrestó, y que revelaba el riesgo de cáncer vinculado a la contaminación tóxica en el oeste de TurquíaOtros seis conservacionistas que trabajan para proteger al guepardo asiático (Acinonyx jubatus venaticus) en Irán, recibieron una condena por colaborar con Estados Unidos, considerado un estado enemigo.

La pandemia agravará estos incidentes y asesinatos ambientales

El documento advierte que estos graves acontecimientos podrían empeorar con la pandemia. Gobiernos de todo el mapa como Estados Unidos, Brasil, Filipinas o Colombia han fortalecido medidas de control sobre la ciudadanía y han hecho retroceder las regulaciones medioambientales.

A la vez, las empresas extractivas han aprovechado la oportunidad para deforestar y socavar los recursos ambientales. Así, salienta la demolición de tierras indígenas en Camboya o la expansión en Australia de una mina de carbón que amenaza las cuencas hidrográficas de Sydney, aprobada en silencio pese a que la consulta comunitaria se canceló por la COVID-19.

El ser humano se extinguirá si sigue aniquilando la biodiversidad

“La investigación muestra claramente que las tierras manejadas por indígenas tienen tasas de deforestación más bajas y mejores resultados de conservación que las zonas de protección que excluyen a los pueblos indígenas”, explica el informe.

Estos terrenos destacan por su elevada biodiversidad, fundamental para la conservación de la vida: pese a ello, 4 de cada 10 personas asesinadas pertenecen a comunidades indígenas, y únicamente el 10% de los asesinatos acabaron en condena entre 2002 y 2012, muy lejos del promedio global del 43% ante los homicidios.

La mayoría de estos asesinatos estaban relacionados con las industrias mineras (50 muertes), seguidos de los agronegocios (34 muertes), dos sectores que contribuyen enormemente a la crisis climática. El estudio concluye que estos actos de violencia, intimidación y acoso son más frecuentes cuando los estados no hacen cumplir las protecciones ambientales y permiten que las empresas ignoren los derechos humanos.

Puedes consultar el informe completo en Global Witness.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.