Entretenimiento

Razones por las que tienes las manos frías todo el tiempo

Razones por las que tienes las manos frías todo el tiempo

Son muchas las personas que se quejan de sentir las manos congeladas todo el tiempo. Este fenómeno es habitualmente benigno y obedece a distintas razones, aunque no conviene perder de vista su origen.

¿Sientes las manos frías incluso durante los meses de verano o en el interior de tu cálido hogar? No estás solo, ya que millones de personas sufren este incómodo -pero normalmente inofensivo- problema. Las causas son diversas: desde la genética a ciertas enfermedades crónicas, edad o tipo de cuerpo.

Comencemos por las razones benignas: a mayor edad, más probable es que tus manos estén frías, ya que con el paso de los años somos propensos a tener un metabolismo más lento. Tu peso también juega un papel relevante: es más común en personas delgadas, que tienen menor masa muscular y grasa en el cuerpo.

Este mapa se chiva de qué europeos no se lavan las manos después de ir al baño

Por otra parte, el estilo de vida es un vector crucial: se recomienda evitar la nicotina y la cafeína para sortear este mal, ya que ambas sustancias contraen los vasos sanguíneos. También es importante hacer ejercicio regularmente para tener una buena circulación, así como cuidar la dieta. Al momento de sentir las manos frías, saltar, frotarse las manos o abrigarse son soluciones rudimentarias pero efectivas.

Los expertos apuntan a que si percibes tus manos siempre frías o adormecidas, lo recomendable es consultar a un médico para descartar causas más graves. Las manos frías son uno de los síntomas de la anemia y el hipotiroidismo. La diabetes, que reduce la circulación sanguínea, también puede desencadenarla. Otra causa podría ser tener un corazón débil debido a una enfermedad cardíaca, por lo que el organismo priorizar el envío de sangre a su núcleo dejando menos alimentadas las extremidades.

La enfermedad de Raynaud: otra posible causa

Las manos frías también constituyen una señal de padecer una afección inofensiva llamada enfermedad de Raynaud. Según datos recogidos por Medline Plus, se trata de un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos que afecta generalmente los dedos de las manos y los pies. Los vasos sanguíneos se estrechan como mecanismo de superviviencia cuando la persona siente frío o estrés, impidiendo que la sangre llegue a la superficie de la piel y volviendo el área afectada de color verde o azul. Cuando el flujo vuelve, la piel se enrojece y la persona percibe hormigueos o palpitaciones. 

Una característica notable de la enfermedad son los dedos que cambian de color, algo apodado comola bandera francesa”, porque los dedos se vuelven blancos porque no hay flujo sanguíneo, luego azules debido a la falta de oxígeno y luego rojos cuando la sangre vuelve a los dedos”. La aparición de los síntomas puede deberse al aire frío del invierno, a los espacios con demasiado aire acondicionado en el verano o incluso a agarrar una bolsa de congelados en el supermercado.

Las personas en climas más fríos tienen una tendencia mayor a desarrollar este cuadro, que también es más común en mujeres, personas con antecedentes familiares en la enfermedad y en mayores de 30 años. Para aliviar este mal se recomienda evitar el estrés, mantener pies y manos calientes y mojarse las manos en agua tibia al percibir los primeros signos de la crisis.

La enfermedad de Raynaud es sorprendentemente común. Según John Osborne, director de Cardiología del Estado del Corazón en Dallas, Texas, afecta a a un 4% y un 20% por ciento de las personas en todo el mundo. Una forma rara y más grave de Raynaud afecta a menos de una de cada 1.000 personas. En estos casos, la sangre puede bloquearse por completo y causar llagas en las manos que al no tratarse, pueden derivar en gangrena y, muy raramente, amputación. Afortunadamente, existen medicamentos efectivos para estos casos que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo. 

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.