Entretenimiento

¿Qué es y en qué consiste la curiosa tradición del Chindogu?

¿Qué es y en qué consiste la curiosa tradición del Chindogu?

La peculiar y extravagante tradición oriental del Chindogu es toda una filosofía con sus propios principios y una manera distinta de ver la utilidad de las cosas. Te explicamos qué es y en qué consiste. ¡Tú también puedes ponerla en práctica!

Nuestras vidas y los objetos que las rodean están empapadas de excesivo pragmatismo: todo parece obedecer a una funcionalidad y el pensamiento dominante es el lógico-analítico, dejando en muchos casos la creatividad a un lado y asfixiando la imaginación de aquellas personas con más potencial disruptivo y otros tipos de pensamiento como el lateral.

Qué es y en qué consiste la comida falsa, una constante en las calles de Japón

Sin embargo, algunas personas todavía se atreven a desafiar la funcionalidad y jugar con el absurdo, desarrollando inventos y aparatos que se podrían calificar como inútiles: hablamos del arte del Chindogu, creado por el artista japonés Kenji Kawakami en la década de 1990. Este término se trata de la unión de las palabras japonesas chin, que significa “extraño” o “extraño”, y dougu, que significa “dispositivo” o “herramienta”. O lo que es lo mismo: dispositivos que de buenas a primeras, no parecen tener excesiva utilidad.

En un principio el Chindogu puede parecer útil, pero problemas adicionales dificultan su aplicación práctica en la vida diaria. Entre ejemplos famosos hallamos una barra de mantequilla para untar las tostadas, unos palillos con ventilador incorporado para enfriar la comida o tacones con paraguas para no mojarse los pies.

¿Qué es y en qué consiste la curiosa tradición del Chindogu?

¿Qué es y en qué consiste la curiosa tradición del Chindogu?

¿Qué es y en qué consiste la curiosa tradición del Chindogu?

Su prestigio y atención a nivel internacional es tal que prestigiosas instituciones como la Universidad de Pittsburg proporcionan recursos a la ICS y organizan sus propios concursos de chindogus. Y es que, desde una perspectiva creativa, estos ejercicios sirven para estimular pensamientos divergentes, ampliar el imaginario de los estudiantes y lograr que nuestra imaginación sea más elástica.

El decálogo oficial del Chindogu

Tal y como aparece en su página web oficial, este es el decálogo del Chindogu según la International Chindogu Society (ICS):

  • Chindogu debe ser (casi) completamente útil: Este es el principio supremo. Si su invención es una ayuda real y lo usas todo el tiempo, no es chindogu. Intenta venderlo al público porque podría valer millones.
  • Chindogu debe existir: Es decir, no vale con diseñar el invento en formato papel y dibujar un boceto. Debes llevar a la invención en el mundo físico por lo que la humanidad puede experimentar lo verdaderamente casi inútil que es.
  • Chindogu representa la libertad de pensamiento y acción: Mientras que los dispositivos normales están diseñados para brindar eficiencia, facilidad de uso y utilidad, los Chindogu son libres de ser lo que necesitan ser.
  • La inutilidad de Chondogu debe ser comprendida por todos: Si creas un dispositivo que solamente es reconocido como inútil por personas con ciertos conjuntos de conocimientos -procedentes de la medicina, la física o la biología, por ejemplo-, entonces no es chindogu. La gente normal debe ser capaz de reconocer la inutilidad inmediatamente.
  • El Chindogu no está a la venta: Si aceptas dinero por tu invento, deja de ser chindogu. Has violado su espíritu.
  • El humor no debe ser la única razón para hacer Chindogu: Cualquier humor derivado de chindogu debe tratarse de un efecto secundario. La invención debe intentar resolver seriamente un problema. La manera indirecta y poco convencional que resuelve el problema es la fuente del humor.
  • Los Chindogu no son propaganda: Están hechos para ser utilizados, aunque sean (casi) inútiles. No son, en sí mismos, una declaración de ninguna causa o filosofía.
  • Los Chindogu nunca son tabú: Los inventos de Chindogu no se pueden hacer para promulgar o representar insinuaciones sexuales baratas, humor vulgar o bromas enfermas que no respetan a los seres vivos.
  • El Chindogu no puede patentarse: La invención debe permanecer en el dominio público, siendo libre de usarse y distribuirse. Debe carecer, por tanto, de propiedad intelectual. 
  • Los Chindogu están carentes de prejuicios: La tradición del Chindogu ve a todos los seres humanos como iguales. Por lo tanto, no pueden discriminar por motivo de raza, religión, grupo de edad, género o clase.

Como dijo Tim Moore: “no importa si la invención resultante es absurda, como Chindogu. Lo importante es seguir ejercitando el músculo mental que cruza los cables, intenta combinaciones absurdas y establece nuevas asociaciones”.

Imagen de portada | Touristos

Fuente | How Stuff Works/ Tofugu

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.