Entretenimiento

¿Qué es la lluvia congelante que ha paralizado por completo una ciudad rusa?

lluvia

Si con pensar en la nieve ya puedes sentir frío, la lluvia engelante es un fenómeno casi único que es mejor que no conozcas.

En las últimas horas el nombre de la ciudad rusa Vladivostok ha saltado a las noticias de todo el planeta gracias a las imágenes de la helada sufrida por una lluvia que se transforma en hielo nada más tocar tierra. Este fenómeno se denomina lluvia engelante, o lluvia congelante, y apenas es conocido en nuestro país.

La nieve tiene un tiempo propio y en muchas ocasiones se derrite al tocar tierra o tarda en cuajar y amontonarse, pero aun así no suele ser complicado moverse por ella. Sin embargo, cuando hay hielo cambian las tornas, tal como se ha visto en Rusia. No solo es más resbaladizo el asfalto, las tuberías se congelan, los vehículos no arrancan, aumenta el peso de las cornisas hasta que existe la posibilidad de derrumbe… Se da algo complicado de ver hoy día: una paralización total.

¿Pero qué es la la lluvia engelante? Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a Telecinco, este proceso es una “precipitación con gotas a temperatura por debajo de 0°C que se congelan al impactar con el suelo o con cualquier objeto a una temperatura de 0°C o inferior, pudiendo acumularse hasta varios centímetros de hielo”.

En este fenómeno, al caer las gotas de agua por la atmósfera pasan por una capa de aire cálido que impide que vuelvan a congelarse hasta tocar suelo, que es cuando se congelan directamente. Este cambio es el que provoca que las superficies queden inutilizadas en todos los aspectos.

Porque hay que recordar que, a pesar de la protección que tienen las distintas infraestructuras, el cableado sigue la aire, sea eléctrico o de telefonía, por ejemplo. Además, las estalactitas de hielo se forman de manera instantánea y generan un gran peligro, los vehículos no pueden abrirse… Esta solidificación daña la ciudad y la naturaleza.

Kiselyovsk, la ciudad rusa donde la nieve es negra y todos quieren huir

Las capas de hielo pueden alcanzar hasta 12 centímetros de espesor, tal como ha ocurrido en Vladivostok, algo que no se veía en tres décadas y que se puede imaginar los problemas que ha provocado, como dejar sin energía eléctrica a 120.000 personas.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com