Entretenimiento

¿Por qué no debes aclarar los platos antes de meterlos en el lavavajillas?

¿Por qué no debes aclarar los platos antes de meterlos en el lavavajillas?

El lavavajillas se trata de uno de los electrodomésticos modernos con mayor presencia en los hogares. Pese a ello, muchas personas siguen incurriendo en un fallo garrafal al usarlo: aclarar los platos antes de meterlos en su interior.

Si tienes lavavajillas, nos jugamos a la cabeza a que has enjuagado rápidamente los platos, cubiertos o vasos con agua antes de introducirlos en las bandejas de este popular electrodoméstico. En torno a esta práctica traemos malas noticias, y es que aclarar la vajilla antes de meterla no la hace más limpia sino que incluso puede causar el efecto contrario. 

Desde la web de MyRecipes.com han proporcionado una actualización útil sobre cómo usar el lavavajillas de la manera correcta, y desde luego no implica ningún trabajo adicional de antemano. Uno de los argumentos en contra del enjuague previo es que ciertos detergentes están diseñados para adherirse a partículas de alimentos, tal y como informó la marca Cascade al diario Wall Street Journal en 2015. Sin una superficie a la que adherirse, los platos no quedarán tan limpios.

5 trucos para ahorrarte hasta 250 euros en tu factura eléctrica

Desde Consumer Reports brindan otra explicación adicional. Según la revista de pruebas de productos, los lavavajillas más nuevos, adquiridos en el último lustro y con carácter más inteligente y eficiente, no lavarán los platos durante el tiempo suficiente si los sensores en la máquina no detectan mucha suciedad en el agua. “Cuando eso sucede, el lavaplatos les da un lavado ligero y los artículos salen menos brillantes”, escribió Ed Perratore de Consumer Reports en 2016. “Para evitar ese resultado mediocre, no enjuagues y decántate por raspar los trozos de comida suelta”.

También hay un factor ambiental importante a considerar. Una estadística de blogging de Consumer Reports dice que una persona promedio gasta más de 2.700 litros de agua al año enjuagando previamente los platos. La mayoría de las máquinas lavaplatos usan solo 5 y 18 litros de agua por carga, mientras que la persona promedio usa alrededor de 100 litros cuando lava los platos a mano, mostrando la eficiencia y el ahorro de recursos en torno a la primera opción.

Otro motivo de peso para abandonar el hábito es el ahorro de tiempo, ya que resulta inútil enjuagar la vajilla si el lavavajillas la limpia correctamente. Raspa y tira el exceso de comida pero sin aplicar agua.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.