Entretenimiento

¿Qué dice el mensaje de hace 1.600 años hallado en una botella en Asturias?

¿Qué dice el mensaje de hace 1.600 años hallado en una botella en Asturias?

Parece propio de una película o de un relato pero ha acontecido en la realidad: esta semana se ha revelado el descubrimiento en Asturias de una botella con un mensaje de 1.600 años de antigüedad.

Como si se tratase de un pendrive analógico a la vieja usanza o una de esas cajas del tesoro perdidas en el tiempo, esta semana se ha dado a conocer el contenido de un mensaje milenario dentro de una botella de cristal hallada en la villa romana de Veranes, situada en la localidad asturiana de Gijón. Encontrada por un equipo de arqueólogos de la Universidad Autónoma de Madrid, el mensaje hallado en el vidrio de la botella tiene un carácter hedonista y centrado en el disfrute de la vida.

El contenido del mensaje dice así: “bebe y vive muchos años, buen hombre”. El objeto -la botella- se trata de un regalo para la aristocracia con el que se obsequió al señor de la villa romana de Veranes en el siglo V. La villa romana fue excavada a partir del año 1997 por la catedrática emérita de Arqueología de la UAM Carmen Fernández Ochoa, y el experto en arqueología de la fundación de la UAM (Fuam), Fernando Gil Sendino.

El kit de tatuajes más antiguo del mundo tiene ¡3.600 años!

El vidrio ha sido datado esta semana tras el análisis llevado a cabo por el profesor de Arqueología de la UAM, Javier Salido Domínguez, y por la arqueóloga Belén Madariaga. El hallazgo se ha dado a conocer a través de la revista internacional Journal of Glass Studies.

El regalo quería transmitir por parte de su emisor -todavía desconocido- “un deseo hedonista de deleite y disfrute de la vida” al señor de Veranes, tal y como subraya el equipo de la UAM mediante un comunicado. La pieza está considera excepcional debido a la escasez de hallazgos de esta índole en la antigua Hispania.

La botella procede de una unidad estratigráfica que contiene materiales fechados en el siglo V, y se trata de un fragmento incoloro, cuyas medidas son cuatro centímetros de alto por tres de ancho, y con un grosor de pared de 0,33 a 0,125 centímetros. No presenta impurezas y sí burbujas. Su mensaje apunta a que hace 1.600 años la vida merecía ser vivida exactamente igual que ahora. 

Fuente | La Voz de Asturias

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.