Entretenimiento

IKEA y Ruavieja apelan a la desconexión digital en Navidad, Accenture presume de sus beneficios sociales

BQ lanza White Christmas con descuentos en su tienda online

Las Navidades son período de turrones, árboles donde el adorno se presta al más temible rococó, nervios el día 22 con la Lotería Nacional, reuniones familiares regadas de cava, peligrosas cenas de empresa y la cara de ilusión de los más pequeños al abrir sus regalos de Papa Noel o Reyes Magos. Ese debate lo dejamos para cada familia, que trae su tela. Pero también es el momento del año en que resucitamos el correo tradicional, copamos WhatsApp y replicamos vídeos de YouTube por doquier con un mismo fin: enviar una felicitación navideña a nuestros seres queridos.

Estos populares Christmas -que pueden ser postales, vídeos o GIFs animados- son uno de los elementos indispensables de cualquier Navidad que se precie. Tanto es así que estos mensajes ya no son coto exclusivo de familiares y amigos, sino que se han convertido en toda una tradición para las empresas que desean dar una nota de felicidad a su estrategia de comunicación por estas fechas.

Los mejores memes, imágenes y frases para felicitar los Reyes Magos 2018

Así, a los anuncios típicos de la época como las burbujas de Freixenet, el propio sorteo de la Lotería o del turrón Suchard, ahora también estamos abiertos a las sorpresas virales que algunas compañías lanzan para cerrar el curso. Y, este año, las dos campañas que más éxito han cosechado en la Red comparten razón de ser: la digitalización está deshumanizando las relaciones personales y, por ello, conviene dejar de lado -al menos en parte- la tecnología para regresar a tiempos mejores, en los que compartíamos tiempo cara a cara con nuestros allegados.

La primera de ellas la protagoniza el licor Ruavieja. Planteado como si fuera un experimento científico, el comercial reúne a parejas de personas que representan viejas amistades, abuelos y nietos, hijos y padres, hermanos no demasiado unidos… ¿El objetivo? Hacerles ver el número de días que les quedan juntos, como reflexión de la fugacidad del tiempo y de cómo están desperdiciando esa ocasión de estar con sus seres queridos en cosas más nimias… como la tecnología.

El segundo es más directo si cabe. El anuncio de IKEA para esta Navidad recrea varias cenas típicas de estas fechas y plantea un peculiar juego: la persona que falle una pregunta hecha por la voz en off deberá abandonar la mesa. Casualmente, las preguntas relacionadas con la tecnología, las redes sociales o influencers son perfectamente contestadas; todo lo contrario que las cuestiones personales que atañen a sus familiares. ¿El objetivo una vez más? Decirnos que debemos hablar más en persona y menos por canales digitales, los cuales nos impiden relacionarnos con los que tenemos más cerca.

Al margen de lo ‘buenrollista’ y de que la premisa de la que parten es positiva, lo cierto es que ambas campañas publicitarias buscan explotar el lado negativo de la tecnología, poner en valor una parte limitada de los efectos que la digitalización tiene en nuestras vidas. En ningún caso se recoge cómo esas mismas herramientas posibilitan conocer gente que, en otros países o de otras culturas, jamás habríamos descubierto sin la tecnología. O cómo las TIC nos permiten tener (o pueden servirnos para conseguir) una sociedad más igualitaria, justa y diversa.

Quizás para compensar la balanza deberíamos poner sobre la mesa un anuncio, sobre todas esas bondades de la tecnología en nuestro día a día. Desde Accenture, empresa que firma el vídeo, explican a TICbeat que “tras dos años de felicitaciones navideñas musicales, decidimos cambiar el paso y felicitar la Navidad a través de una historia en la que integra la tecnología como elemento determinante en el desarrollo de la trama. La niña protagonista de la historia atraviesa la ciudad en busca de una ilusión, acompañada de un robot y otros elementos tecnológicos que se encargan de ayudarla y guiarla hacia su destino final. La tecnología hace que el camino sea sencillo, ágil y seguro“. A buen entendedor pocas palabras…

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.