Entretenimiento

Esta es la tabla periódica más antigua del mundo

tabla periodica

Uno de los profesores de química de la Universidad de St. Andrews en Escocia ha hecho un hallazgo histórico: la tabla periódica más antigua del mundo.

Un profesor de química en Escocia ha hecho un hallazgo histórico mientras ordenaba un depósito de la universidad: la tabla periódica más antigua del mundo, que data de 1885 y está escrita en alemán según los expertos.

La habitación en la que se encontró la tabla, había servido de antiguo departamento de química, el cual se cambió a otra sede en la década de los años 60. El profesor Alan Aitken descubrió documentos enrollados mientras ordenaba este antiguo departamento de química, entre los que se encontraba la tabla periódica de 1885, que es la más antigua conocida del mundo según ha afirmado la universidad.

Este descubrimiento se realizó en 2014, pero la tabla periódica se encontraba en restauración hasta este año, que ha sido exhibida en público.

Dmitri Mendeleev fue el químico ruso que presentó la conocida versión de la tabla periódica en 1869. La tabla de Escocia es parecida a esta pero no exactamente igual, ya que tiene anotaciones en alemán y una inscripción en el lado inferior izquierdo que dice “Verlag v Lenoir & Foster, Wien”, es decir, la casa de imprentas de Viena.

Otra de las inscripciones que tiene el documento es el siguiente: “Lith. von Ant. Hartinger & Sohn, Wien”. Esta inscripción hace alusión al litógrafo de la tabla, que falleció en 1890.

El experto en la historia de la tabla periódica y profesor de la Universidad de California Eric Scerri evidenció que la tabla había sido impresa entre los años 1879 y 1886, y afirma que es un documento único.

Para concluir estas fechas Scerri se basó en los elementos químicos que estaban presentes en la tabla y aquellos que faltaban. Los elementos de la tabla descubiertos entre 1875 y 1879, que fueron el galio y el escandio, se encuentran en la tabla; en cambio, el germanio no está en la tabla, y fue descubierto en 1886.

Este documento es muy frágil, y cuando fue encontrado se rompía en trozos debido a su mala conservación, por eso el proceso para restaurarlo fue complicado. Se utilizaron productos químicos como bicarbonato de magnesio, con el que poder reducir su acidez.

La tabla periódica que muestra los elementos con cosas cotidianas

Las partes que estaban rotas se repararon con papel japonés de fibra de kozo, una planta utilizada para elaborar papel de calidad alta.

También se ha hallado en los registros del centro una anotación de 1888 en relación con la compra de una tabla de 1885 por parte del profesor de química Thomas Purdie. Por tanto se cree que es esta la tabla periódica que encargó Purdie a Viena, y parece ser la única que todavía existe de esa época.

La Universidad de St. Andrews está buscando tablas que daten de las mismas fechas o incluso más antiguas, que pudieran encontrarse en otras universidades. Además, este año es un momento especial para la química, ya que el 2019 se ha declarado por las Naciones Unidas el Año Internacional de la Tabla Periódica, ya que es el 150 aniversario de la presentación de la tabla de Mendeleev.

Así, este aniversario de los 150 años de la creación de la primera tabla periódica del mundo, se celebrará con el hallazgo de la tabla periódica más antigua del mundo.

Imagen | Universidad de St. Andrews

Vía | BBC

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández