Entretenimiento

Esta es la puerta que deberás elegir para ir al baño público más limpio

Baño público

¿Qué puerta eliges cuando acudes a un baño público? Te contamos cuáles son los puestos más limpios en base a las decisiones inconscientes de la gente.

Cuando se trata de baños públicos, existe la idea predominante de que deben evitarse los puestos intermedios si es posible y en su lugar elegir el primer puesto. La leyenda dice que es la menos utilizada, por lo que probablemente se trataría de la elección más limpia. Ante esta duda, Philip Tierno, profesor clínico en el departamento de patología de NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York, confirma que las personas tienden, ya sea de forma consciente o no, a acudir a los baños que no se encuentran al principio, según las encuestas disponibles.

Por ejemplo, una investigación llevada a cabo en 1995 y publicada en la revista Psychological Science examinó esta cuestión. Para ello, el psicólogo Nicholas Christenfeld realizó un seguimiento de la frecuencia con la que se cambió el papel higiénico en cada uno de los cuatro puestos de un baño a lo largo de diez semanas.

Los resultados arrojaron luz sobre las preferencias de sus usuarios: mientras que el 60% de los rollos terminados provenían de los puestos intermedios, solo el 40% provenía de los que estaban en los extremos. Las cifras apuntan a que muchas más personas usaron los puestos en el medio de lo que la probabilidad aleatoria podría anticipar.

Este robot blando con sentido del gusto detecta bacterias en tu baño

Otra encuesta de la revista New York Magazine llevó el análisis un paso más allá al analizar las preferencias de hombres y mujeres. La mayoría de los hombres y las mujeres prefieren el puesto intermedio, pero los hombres muestran una preferencia por lo que esté más cerca de la puerta, mientras que las mujeres acuden a los más alejados dentro de este espectro.

Cabe destacar que aunque sean más recomendables los baños de los extremos, esto no significa necesariamente que sean más limpios. Algunos virus necesitan muy pocas células para causar una infección, como el norovirus. Es fundamental lavarte las manos a fondo, secártelas bien y abrir la puerta usando papel higiénico o tu propia toallita para protegerte de los gérmenes presentes en el pomo.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.