Entretenimiento

Encuentran una nueva fórmula para calcular la edad de tu perro en años humanos

Encuentran una nueva fórmula para calcular la edad de tu perro

Nadie sabe a ciencia cierta de dónde surgió la extendida idea de que puedes convertir la edad de tu perro a años humanos al multiplicarla por siete. En realidad, existe una fórmula más precisa recientemente descubierta por científicos.

Un grupo de investigadores ha dado solución al enigma de calcular la edad de un perro, tomando como base los cambios en el ADN a lo largo del tiempo. El método del equipo se basa en un mecanismo epigenético llamado metilación. A medida que los humanos y los perros domésticos (canis lupus familiaris) envejecen, se agregan grupos metilo a nuestras moléculas de ADN, lo que puede cambiar la actividad de un segmento de ADN sin alterar el ADN mismo.

Obviamente, este mecanismo desempeña su propia función, pero además, la metilación del ADN puede usarse para medir la edad en humanos, un concepto que se recoge bajo el término de reloj epigenético. Así pues, los genetistas Tina Wang y Trey Ideker de la Universidad de San Diego decidieron comparar el reloj epigenético de los humanos con de nuestros amigos peludos.

La vida de dichos animales puede variar enormemente según la raza: de 6 a 7 años para algunas razas grandes, como los mastines, hasta 17 o 18 años para perros como los chihuahuas. A pesar de esta variación, todos los perros exhiben una trayectoria de desarrollo, fisiológica y patológica similar.

10 signos que alertan de que tu perro está deprimido

Una sola raza ofrece una fuerte homogeneidad del genoma, lo que aumenta la posibilidad de identificar factores genéticos asociados con rasgos complejos como el envejecimiento. Para el estudio, analizaron a perros labrador retriever, comparando los datos con los perfiles de metilación publicados de la sangre de 320 humanos, con edades comprendidas entre uno y 103 años, y los de 133 ratones.

“Utilizando la secuenciación dirigida, caracterizamos los metilomas de 104 Labrador retrievers que abarcan un rango de edad de 16 años, logrando una cobertura> 150X dentro de los bloques sinténicos de mamíferos”, escribieron en su artículo. Comparando los relojes epigenéticos, obtuvieron una relación no lineal que traduce los años del perro al humano, alineando el momento de los principales hitos fisiológicos entre las dos especies -y extendiéndose a los ratones-.

Las similitudes fueron mayores al comparar perros jóvenes con humanos jóvenes, y perros ancianos con humanos mayores. La coincidencia de los relojes epigenéticos permitió al equipo derivar una fórmula para calcular la edad ‘humana’ de los perros: edad_humana = 16ln (edad_canina) + 31. Es decir, la fórmula implica multiplicar el logaritmo natural de la edad de su perro en años por 16 y agregar 31. Eso le dará la edad del perro en ‘años humanos’. Puedes utilizar esta calculadora online.

Usando esta fórmula, ciertos hitos coincidieron realmente bien. Se descubrió que siete semanas en perros correspondían con nueve meses en humanos, el momento en que los dientes de leche brotan en cachorros y bebés. La esperanza de vida promedio de las dos especies también fue igual: 12 años para los labradores y 70 para los humanos.

Dicho esto, otros hitos no coincidieron tan bien. Los perros, por ejemplo, pasan por la pubertad y alcanzan la madurez sexual más rápido que los humanos, por lo que el período entre la adolescencia y la mediana edad no coincide: un labrador de cinco años tiene cerca de 56 años humanos. Pero la metilación del perro se ralentiza a medida que envejecen, por lo que los humanos pueden ponerse al día.

Por supuesto, como las diferentes razas que envejecen de manera diferente, no existe un enfoque único. Lo que sí es cierto es que una fórmula basada en el reloj epigenético es considerablemente más útil que simplemente multiplicar por siete.

Puedes acceder a la investigación del equipo, que ha sido publicada en bioRxiv.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.