Entretenimiento

El sorprendente residuo de la cocina con el que puedes regar tus plantas

regar plantas con

A partir de ahora, no tires el agua cuando cuezas huevos o hiervas verduras. Puedes utilizar este líquido residual para regar tus plantas, y de este modo proporcionarles una mayor densidad de nutrientes.

Las plantas convierten nuestro hogar en un espacio más alegre, limpio y vivo. A la hora de cuidarlas cada una precisa una cantidad distinta de agua y de iluminación, pero existe un secreto que seguramente no conozcas: el agua de hervir los huevos y cocer las verduras puede echarte un cable, ya que es mucho más rica en nutrientes que el agua corriente. 

En lugar de tirar este residuo por el desagüe, aprovéchalo a partir de ahora. Según SFGate, regar las plantas con el líquido de cocción es una manera fácil de aumentar la ingesta de nutrientes de estos seres vivos.  El fósforo, el nitrógeno y el calcio en el agua de cocción sobrante actúan como fertilizante para las plantas, lo que les permite crecer a un ritmo constante.

Jardinería para dummies: 5 plantas de interior difíciles de matar

Además, los nutrientes adicionales ayudan al suelo a retener la humedad, permitiéndote regar las plantas con menos frecuencia, además de darles menos alimento vegetal. Es importante no echarla caliente, sino dejar que se enfríe a temperatura ambiente antes de agregarla a tus macetas.

No toda el agua de cocción es adecuada para sus plantas. Si has echado demasiada sal no vale, ya que tanto sodio puede ser venenoso para las plantas. Sazona las verduras después de escurrirlas y de este modo, el líquido será válido. También has de tener cuidado con la procedencia de estos vegetales: muchos adquiridos en supermercados y rociados con pesticidas durante su cultivo pueden filtrar dichos productos químicos en el líquido de cocción. Opta por verduras orgánicas, cultivadas sin fertilizantes.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.