Este hotel cerca de Marbella no ha escatimado en gastos y ha colocado en su vestíbulo el que podría ser el árbol de Navidad más caro del mundo.

Se trata del Kempinski Hotel Bahía, situado muy cerca de Marbella, cuyo árbol de Navidad que se encuentra en su vestíbulo está valorado en casi 15 millones de dólares. Su valor es así de desorbitado se debe por supuesto a la peculiar decoración que cuelga del árbol: piedras preciosas, joyas de diseño, diamantes, huevos de avestruz y otros artículos de lujo adornan sus ramas.

Este árbol navideño ha sido creado por la diseñadora de alta costura Debbie Wingham en colaboración con el artista digital Gary James McQueen y la artista Debra Frances, tal y como recogen en la edición internacional de Business Insider. Muchos de los adornos están inspirados en el movimiento artístico Art Deco y toman la forma de otros artículos de lujo como frascos de perfume o copas de diseño.

5 formas de mantener tu cerebro activo durante las vacaciones de Navidad

Los huéspedes del Kempinski Hotel Bahía podrán disfrutar de este árbol de lujo donde predominan diamantes de todo tipo: diamantes rojos, blancos, negros, rosados que combinan a la perfección con otras piedras preciosas y joyas de diseño de grandes marcas.

Muchas de las joyas con las que la diseñadora ha decorado este peculiar árbol de navidad, no han sido creadas originalmente para este, de hecho las piedras preciosas y diamantes son de origen ético y reciclado de marcas como Cartier, Bulgari y Chanel.

Aunque esta decoración requiere de inversiones millonarias, no necesitas gastar mucho dinero para presumir de árbol. Si eres de los que adoran decorar el árbol de navidad e impresionar a tus visitas con tu originalidad, puedes crear tus propios adornos como te enseñamos en este enlace.

No es el primer árbol de Navidad de lujo, pero quizás sí el más caro. El récord mundial de árbol de Navidad más caro pertenece al hotel Emirates Palace en Abu Dhabi con un valor de 11 millones de dólares, pero este premio lo recibió en 2010. Por lo que todo indica que el Kempinski Hotel Bahía ya es un posible candidato para arrebatarle este título.