Entretenimiento

¿Deberías preocuparte si encuentras un pelo en tu comida?

Deberías preocuparte por encontrar un pelo en tu sopa

No es plato de buen gusto -y nunca mejor dicho- encontrar un pelo en la comida que estás degustando. Pero, ¿deberías preocuparte por motivos de salud si esto sucede? Desentrañamos la cuestión.

Al acudir a un restaurante o saborear la preparación culinaria elaborada por una pareja, familiar o amigo puede que en alguna ocasión te hayas encontrado un pelo. Por supuesto, la reacción de asco es algo habitual en el ser humano pero fuera de la repulsión originada por el hallazgo, no deberías preocuparte ni asustarte en términos de salud. 

Un cabello sobre tu cena es completamente benigno. De hecho, muchos alimentos que comes todos los días contienen cabello humano. Incluso en las pautas de la FDA ni siquiera se incluyen los pelos en la lista de defectos naturales o inevitables en los alimentos.

Cabe recordar que el cabello está hecho de una proteína llamada queratina -la misma que contienen las uñas-, y está químicamente inactiva en tus mechones, lo cual significa que no va a provocar problemas digestivos. Según Popular Science, que recoge la declaración de Maria Colavincenzo, dermatóloga de la Universidad de Northwestern con especialidad en cabello, es factible que un poco de estafilococos se enreden en uno o dos cabellos. Aún así, la cantidad de estafilococo que podrían transportar algunos filamentos probablemente ni siquiera es suficiente para causarle problemas gastrointestinales.

La FDA no ha recibido informes de personas enfermas por ingerir el cabello que se encuentra en los alimentos. Según Colavincenzo, tendrías que comer una cabeza llena de cabello para causar problemas digestivos.

En cuanto a la afirmación de que muchos de los alimentos que masticamos tranquilamente todos los días contienen cabello humano a propósito, cabe destacar que la L-cisteína (L-cys) es un aminoácido en la queratina que se sintetiza comúnmente en el cabello humano y se usa en panes y masas.  L-cys extiende la vida útil de los productos de pan y también ayuda a las papilas gustativas a detectar sabores salados. Eso sí, se trata de un proceso limpio ya que el cabello humano se hierve en ácido clorhídrico para extraer estos aminoácidos de la queratina. Incluso, como nota curiosa, estos pueden ser beneficiosos en el tratamiento de la colitis.

Fuente | Curiosity

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.