Entretenimiento

¿De dónde viene la tradición de regalar carbón en Navidad a los niños malos?

¿Por qué Papa Noel trae carbón a los niños que se portan mal?

La tradición les dice a los niños que si se portan mal, Papá Noel llenará sus calcetines de carbón en lugar de juguetes. Pero, ¿de dónde procede la leyenda? Existen varias teorías al respecto.

Al rico combustible fósil para los niños malos: la tradición de que Santa Claus reparta carbón entre los infantes con peor compartamiento está asociada a San Nicolás, Sinterklaas y La Befana de Italia. Aunque no parece haber una leyenda o historia específica sobre ninguna de estas figuras que dé una razón concreta para repartir carbón específicamente, el hilo común entre todas ellas parece ser la conveniencia.

Santa Claus -o Papá Noel- y La Befana entran en las casas de las personas a través de la chimenea y dejan regalos en medias que cuelgan de la repisa. El controvertido asistente de Sinterklaas, Black Pete, también baja por la chimenea y coloca regalos en los calcetines que reposan ante el fuego. St. Nick solía entrar por la ventana y luego se cambió a la chimenea cuando se hicieron comunes en Europa.

Todos estos personajes navideños envían un mensaje aleccionador para el próximo año. Así, entre los niños que peor se han portada no reparten juguetes, dulces o dinero, sino carbón, que podrían “coger directamente” de la chimenea. De este modo, no lo traería en su mullido saco, sino que lo colocaría directamente de los salones de las familias. Por ejemplo, en Estados Unidos estas estructuras para calentar la casa a partir e carbón eran muy comunes durante el siglo XIX y principios del XX, cuando se estableció el mito estadounidense de Santa.

Las cinco leyendas más macabras acerca de la Navidad

Dicho esto, con la excepción de Santa, ninguno de estos personajes se limita al carbón cuando se trata de niños malos. También se ha dicho que dejan manojos de ramitas, bolsas de sal, ajo y cebollas.

Pero existen muchas más teorías: una de ellas mucho más benévola con este regalo manchado de hollín. Una de ellas dice que Papá Noel brindaría carbón a las familias económicamente más desfavorecidas, por lo que en las largas y gélidas noches de invierno podrían mantenerse calientes encendiendo el gfuego gracias a su obsequio.

Si atendemos a los Reyes Magos, sus Majestades de Oriente cuentan con la inestimable ayuda del paje Carbonilla, el vigilante de la conducta de los niños durante todo el año. Cuando leen las cartas, es se responsabiliza de elegir entre regalos como premio o de carbón como castigo. Al decantarse por el último, este ayudante sería encargado de llevarlo. Para otras corrientes, es Baltasar quien castiga a los niños, aunque también hay teorías que apuntan a que no es carbón, sino que se trata de la ceniza del incienso y la mirra que los reyes llevaban al Portal de Belén como ofrenda.

En el norte de nuestro país destaca otra curiosa leyenda: la del Olentzeroun carbonero mitológico que trae los regalos el día de Navidad en el área de Navarra y el País Vasco. Se trata de unhombre grueso, desharrapado, manchado de carbón y de buen comer. Aita Donostia lo describe como “cabezón muy inteligente” o “puerco barrigudo”. Vive aislado en los bosques haciendo carbón vegetal y coincidiendo con la fecha invernal de Navidad baja de las montañas a los pueblos para regalar carbón a los más pequeños de la casa. 

El cristianismo adaptó las costumbres locales, transformando el personaje a un anunciador de la noticia del nacimiento de Jesús. Dotaron al Olentzero de un nuevo significado cristiano y hogareño acorde con las enseñanzas eclesiásticas.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.