Entretenimiento

Cómo usar la regla mnemotécnica de Sherlock Holmes para memorizar cualquier cosa

Cómo usar la regla mnemotécnica de Sherlock Holmes para memorizar cualquier cosa

Elemental, querido Watson. Una nueva investigación confirma la eficacia del método loci, la regla mnemotécnica para memorizar cualquier concepto que utilizaban desde el mismísimo Sherlock Holmes a la antigua civilización griega.

Quieres recordar un puñado de palabras, y para ello viajas en tu mente a tu playa favorita, esa que conoces al dedillo. Paseas por la orilla del mar, sueltas el concepto a tus pies, entre arena húmeda y fresca, y al dar la vuelta sobre tus pasos, lo recoges. Parece una meditación trascendental, pero en realidad es un antiguo y eficaz método de memoria llamado loci.

El detective Sherlock Holmes, pipa en boca y lupa en mano, recuerda todo imaginando que está almacenando bits de información en un “palacio de la memoria”, una técnica que se originó en la antigua Grecia. Ahora, una nueva investigación ha confirmado su validez y efectividad para crear recuerdos duraderos.

La técnica tiene una aplicación muy sencilla, ya que se basa precisamente en navegar mentalmente por un lugar familiar, soltar datos a lo largo del camino y recogerlos al volver sobre tus pasos exactos. La clave reside en imaginar los conceptos que se quiere recordar como objetos dentro del itinerario imaginado. Así, la ruta conocida funciona como un andamio en el que es posible incrustar información nueva y no relacionada. 

5 alimentos que debes añadir al desayuno para mejorar tu memoria

Grandes figuras históricas se han valido de este truco, desde el orador Cicerón -quien lo aprendió del poeta griego Simónides de Ceos- a los monjes medievales, que aprendían gracias a él la Biblia. También Tomás de Aquino y personajes de ficción como Hannibal Lecter o el detective finlandés Karl Sojonen se beneficiaron de su utilidad.. Actualmente el método se usa para ayudar a pacientes con depresión.

Al entrenar con este método, los mejores campeones de la memoria del mundo pueden recordar cantidades desmesuradas de información, como listas de palabras, series de dígitos y barajas de cartas, según el estudio. No obstante, el Campeonato Mundial de Memoria evalúa solo la memoria a corto plazo y solo un puñado de estudios han examinado el cerebro a medida que las personas usan este método para mejorar la memoria.

El método loci también estimula la memoria a largo plazo

“Nos fascinó cómo es posible un rendimiento de la memoria tan extraordinario como se muestra en el Campeonato Mundial de Memoria”, dijo la autora principal Isabella Wagner, neurocientífica cognitiva de la Universidad de Viena, explicando que la combinación de conocimientos previos, la ruta familiar, y la información novedosa son elementos muy poderosos para estimular la memoria. 

Para medir el método de los loci, se inscribió a 17 campeones de la memoria situados entre los 50 mejores del mundo, y otros 16 que igualaron a los atletas en características como edad e inteligencia. Los investigadores tomaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) de los cerebros de los participantes mientras les pedían que estudiaran palabras al azar en una lista. Luego, los investigadores presentaron a los participantes tres palabras a la vez de la lista y les pidieron que recordaran si las palabras estaban en el mismo orden en el que se habían estudiado anteriormente.

En la segunda parte del estudio, inscribieron a 50 participantes que previamente no tenían experiencia en mnemotecnia y entrenaron a 17 de ellos durante seis semanas para recordar recuerdos usando el método de loci. El resto de los participantes estaban en el grupo de control, divididos en otra técnica de memoria, y ninguna técnica. Nuevamente escanearon los cerebros de los participantes con fMRI mientras realizaban las mismas tareas, tanto antes como después del entrenamiento. Los investigadores también pidieron a los participantes que recordaran qué palabras estaban en la lista 20 minutos y 24 horas después de sus exploraciones de resonancia magnética funcional.

El equipo utilizó esta prueba para definir recuerdos débiles, aquellos que pueden recordarse después de 20 minutos pero no después de 24 horas, y recuerdos duraderos, o aquellos que podrían recordarse 24 horas después. Cuatro meses después, los investigadores volvieron a probar la capacidad de los participantes para memorizar y recordar palabras.

5 cursos online gratis para hackear tu mente y aumentar tu inteligencia

Los resultados concluyen que los participantes mostraron una memoria mejor y más duradera tras el entrenamiento con el método de loci que después del entrenamiento con la otra técnica de memoria o sin ninguna técnica. Usando esta técnica de memoria se mostró un aumento significativo en los recuerdos duraderos, pero no un cambio significativo en los recuerdos débiles con respecto al grupo de control.

Después de 20 minutos, las personas que fueron entrenadas con el método de loci recordaron alrededor de 62 palabras de la lista, mientras que aquellas que fueron entrenadas con el otro método recordaron 41 y las que no fueron entrenadas en absoluto recordaron 36. Al pasar 24 horas, las personas que fueron entrenadas con el método de loci recordaron alrededor de 56 palabras, frente a 30 y 21 en los grupos de control, respectivamente.

Cuatro meses después, las personas que fueron entrenadas con el método de los loci pudieron recordar alrededor de 50 palabras, frente a 30 y 27 en los grupos de control, respectivamente. Además, los campeones mundiales de la memoria y los participantes que entrenaron con el método de los loci mostraron una actividad cerebral similar al memorizar listas de palabras y ordenarlas.

Un descubrimiento sorprendente de la investigación fue que una menor activación cerebral conducía a una mejor memoria, lo que puede deberse a que el método de loci impulsa al cerebro a trabajar de manera más eficiente. Además, los entrenados con el método de loci tuvieron aumentos en la conectividad cerebral. Para poner en práctica esta sabia técnica los autores recomiendan tiempo y práctica regular. 

Los hallazgos han sido publicados en la revista Science Advances.

Fuente | LiveScience

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.