Entretenimiento

Cómo hacer el huevo frito perfecto: más de 20 trucos

huevo frito

Los platos más conocidos y propios de la cocina tradicional, como los huevos fritos, entrañan secretos para ser ejecutados de forma que resulten exquisitos. Recopilamos algunos trucos para que los uses en tus fogones.

Hacer un huevo frito con maestría tiene truco, ya que son muchos los cocineros que los dejan muy crudos o cocidos en exceso. Si es una de tus formas preferidas de comer este alimento, tenemos algunos secretos que chivarte.

Trucos de cocineros famosos para una tortilla de patata perfecta

En primer lugar, es importante asegurarte de que el huevo que comas sea de máxima calidad y tenga, a ser posible, carácter ecológico, procedentes de gallinas a las que no se les ha suministrado antibióticos, hormonas o harinas de pescado y carne en la alimentación.

Bromas aparte de este gadget que puedes apreciar en el tuit, vamos allá con más trucos para un huevo frito perfecto.

  • Atiende al primer dígito de los huevos, entre el 3 y el 0, seguido de las iniciales del país de origen (ES para España): este dato te informa acerca del grado de bienestar con que han sido criadas estas aves. Intenta que tengan el número 1 -gallinas criadas al aire libre- o 0, gallinas criadas al aire libre y criadas con alimentos procedentes de la agricultura ecológica.
  • Es importante también que la sartén sea antiadherente y que la espumadera sea de un material que no raye la sartén.
  • Debes cascar el huevo aparte para comprobar si está malo. Si haces varios, cáscalos de uno en uno por si las moscas.
  • Puedes hacer el huevo con tres cucharadas de aceite para freír o unos 30 gramos de mantequilla. Debes calentarlo hasta que chisporrotee si echas una gotita de agua, ya que uno de los principales errores es echar el huevo antes de tiempo, cuando la temperatura no es lo suficientemente alta.
  • Eso sí, el aceite no debe llegar a humear. 
  • Saca los huevos unos minutos antes de la nevera. 
  • Rompe el huevo suavemente y déjalo caer con cuidado para que la yema no se deshaga o rompa. En este momento baja el fuego al mínimo y deja que la clara se cocine.
  • Un truco es que cuando la clara esté hecha, puedes añadir media cucharadita de agua sobre la sartén y cúbrela con su correspondiente tapa para que se cocine la yema y la clara se vuelva más firme.
  • Para la puntilla: usa la espumadera para cubrir ligeramente los bordes del huevo con el aceite, pero sin pasarte. De lo contrario, cuajarás la yema.
  • No escatimes con la sal: un buen pellizco por huevo. También puedes espolvorear pimienta negra al gusto.
  • ¿Cuando es recomendable salarlo?: Algunos chefs recomiendan añadirla al final para que el huevo no pierda humedad ni se torne gomoso.
  • Si calientas la espumadera en el aceite evitarás que el huevo se pegue. Además, echando un pelín de harina evitarás que salte.
  • Puedes salpicar la clara con el aceite para que no queden partes líquidas.
  • Si la clara te gusta sin puntilla, puedes prepararlos a la plancha, con muy poco aceite.
  • Si quieres experimentar nuevos sabores, puedes confitar previamente ajos en el aceite o incorporar después un poquito de cebollino picado o un chorrito de vinagre.
  • ¿Acompañamientos?: Más allá de la tradicional receta con patatas fritas, tu huevo frito puede tener chips de alcachofa, champiñones al curry, rúcula, tomate, formar parte de un arroz a la cubana con plátano frito, setas…
  • Usa la gran fritura: Sumergir el huevo en un cazo con aceite caliente para que la clara quede crujiente y la yema líquida.
  • Mejor de uno en uno: Si vuelcas varios a la vez, al haber contraste térmico, el aceite se enfriará, tardarán más en hacerse y pueden cocerse en vez de freírse. ¡Paciencia!
  • Si quieres la yema líquida no lo cocines demasiado tiempo en uno o dos minutos estará lista.
  • Y si te gusta una yema más cuajada puedes echarle aceite también a ella o dejar que se haga durante más tiempo.
  • No tardes en comerlo ni un segundo: Esperar es pecado capital. De la sartén al plato, sin permitir que se enfríe.

Desde el Comidista también aportan las claves para un huevo frito perfecto. 

También puedes recurrir a la sabiduría de Masterchef.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.