Entretenimiento

Borsch, la sopa tradicional por cuya autoría se pelean Rusia y Ucrania

sopa ucrania

El borsch es una sopa agria muy común en Europa del Este y Asia del Norte. Aquella más famosa, la de color rojo vivo, debe su tonalidad a la remolacha fermentada. Rusia y Ucrania discuten por apropiarse su origen, el cual no se conoce a ciencia cierta.

Cada país del mundo tiene sus propias sopas, caldos y platos de cuchara típicos y emblemáticos. Sin embargo, nadie se pone de acuerdo sobre el Borsch y su auténtica procedencia, que tanto rusos como ucranianos esgrimen como propia. El nombre de esta sopa de brillante color rojo procede de la palabra борщ (borsch), que es común a las lenguas eslavas orientales, como el ruso o el ucraniano. Junto con los cognados en otras lenguas eslavas, proviene del protoeslavo *bŭrščǐ (espondilio) y finalmente del protoindoeuropeo *bhr̥stis (punta de rastrojo).

Su etimología está ligada a su anterior ingrediente principal: el espondilio común (Heracleum sphondylium), sustituido por la remolacha agria o zumo de remolachas fermentado. Habitualmente se elabora combinando caldo de carne o huesos con un salteado de verduras que incluye repollo, zanahorias, cebollas, patatas y tomates. A menudo se sirve con smetana o crema agria, huevos duros o patatas, aunque también existen guarniciones locales más complejas como el uszka o el pampushky.

La polémica está servida, ya que, según adelanta Euronews, este plato podría ser oficialmente reconocido como patrimonio cultural de Ucrania. El país europeo ha nominado finalmente este plato popular para la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Ya el año pasado el chef Levgen Klopotenko intentó convencer a las autoridades de que presentaran el Borsch para esta candidatura, pero el asunto causó controversia ya que en muchos lugares su nombre es sinónimo de sopa rusa.

Los desayunos más raros del mundo

El año pasado, el chef Levgen Klopotenko intentó convencer a las autoridades de que presentaran a Borscht para la nominación. Pero esto causó controversia ya que en muchos lugares su nombre es sinónimo de sopa rusa. “No hay una receta canónica de Borsch, como no hay Borsch regional. Sin embargo, hay tantas recetas para este plato como muchas familias viven aquí”, dice Klopotenko. Por su parte, las autoridades rusas definen el plato como uno de los más queridos de su país y un símbolo de la cocina tradicional. 

Para atestiguar que la sopa forma parte de la identidad nacional, Klopotenko creó una organización no gubernamental para reunir pruebas de su solicitud a la UNESCO, adjuntando 700 páginas en relación del arraigo de este plato en la cultura del país y eventos como las bodas y funerales. Ucrania espera que la UNESCO apruebe la decisión en dos años.

La lista de la UNESCO ya incluye pintura decorativa petrykivka ucraniana, la tradición de la cerámica pintada de Kosiv y las canciones cosacas de la región de Dnipropetrovsk.

La principal diferencia entre las versiones de este plato es que al borsch ucraniano se le agrega manteca de cerdo con ajo mientras que al moscovita una composición de carnes. También hay otros tipos populares como el borsch de verano, que incluye la remolacha con los tallos y hojas o el marinero, más picante y que incluye alimentos ahumados y pimienta.

Fuentes | Euronews

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.