Entretenimiento

8 formas de tunear el hummus para disfrutar más de la receta tradicional

8 formas de tunear el hummus para disfrutar más de la receta tradicional

El hummus es un plato procedente de todo Oriente Medio que se ha extendido por su delicioso sabor, carácter económico y propiedades nutricionales a otros lugares del mundo. Te damos algunas ideas para tunearlo.

Los ingredientes del hummus clásico son garbanzo, zumo de limón, un diente de ajo, tahini y aceite de oliva, pero existen numerosas variaciones según la cultura gastrónómica. Las especias más comunes son el comino, el cilantro y la alcaravea, mientras que al momento de servir es usual añadirle pimentón,

Qué es el kimchi: propiedades, beneficios y dónde comprarlo

Por si no lo sabías, este manjar es uno de los aperitivos más sanos que existen, ideal para degustar como primer plato, snack, desayuno o cena. Entre sus beneficios para la salud destacan su gran aporte de proteínas completas de alto valor biológico presentes en los garbanzos, sus efectos antidepresivos, la mejora de la digestión gracias a la fibra, el fortalecimiento de los huesos por su riqueza en mienrales, el aporte energético o la construcción de músculos y tejidos sanos.

Sin embargo, si estás cansado de comer siempre el mismo hummus y quieres darle un toque con nuevos sabores, texturas, aromas y hasta colores, no te pierdas las siguientes ocho ideas espectaculares.

8 ideas para tunear el hummus y no aburrirte nunca

  • Hummus con toque mexicano: Si quieres un hummus delicioso y de color verde, incorpora medio aguacate maduro antes de batir el resultado final y pica cilantro fresco. Si lo tuyo es el picante, también puedes añadirle chile en polvo o atreverte con los jalapeños como topping.
  • Al rico pimiento asado, el mejor hummus de invierno: Utiliza los ingredientes de la receta tradicional y además, perejil fresco, pimentón de la vera, y un buen puñado de pimientos rojos asados, que puedes encontrar en conserva y de buena calidad. Incluso puedes aprovechar su jugo.
  • Hummus griego con olivas de kalamata: Si te gustan los sabores más fuertes y arriesgados, esta es una apuesta segura. Añádele las oscuras y ricad aceitunas del sur del Peloponeso conocidas como Kalamata, cuyo líquido o aceite también puedes usar para aligerar el hummus. Recuerda deshuesarlas e incorporarlas al producto. Quedará exquisito si permites que repose y rematas el emplatado con romero fresco y pipas de calabaza.
  • Hummus de pesto, conquista asegurada: Si te gusta el pesto, atrévete con esta combinación. Mete en el vaso de la batidora los garbanzos cocidos, la cucharada sopera de tahini, un par de dientes de ajo, 50 gramos de piñones -o en su defecto, algún fruto seco más barato-, un puñado de almendras crudas, aceite de oliva, sal, comino, cinco cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un poquito de queso parmesano. ¡Alucinarás con el resultado!
Hummus de pesto

Hummus de pesto

  • Hummus brillante de remolacha: Si quieres un hummus más dulce, cremoso y delicioso, utiliza una remolacha cocida en la mezcla. Puedes espolvorear sésamo y admirar el color y el sabor del resultado.
  • Hummus de zanahoria y cilantro: Si tu objetivo es sorprender con un original aperitivo, esta idea es fabulosa. Puedes hervir varias zanahorias y añadirlas a los ingredientes habituales del hummus. Como extra, un par de cucharadas de leche de coco, otra de zumo de lima, una buena cantidad de cilantro fresco picado, sésamo negro y pimienta negra. ¡Y a volar!
  • Hummus de lentejas: Cambiando los garbanzos por esta otra legumbre conseguirás un estupendo sabor distinto del habitual. Puedes añadir almendras o nueces picadas y algunas para decorar como remate final, incluso higos, hierbabuena o menta si quieres experimentar.
  • Hummus de alubias y yogur de cabra: Si no lo habías probado, esta original receta está disponible en el canal de YouTube de Gipsy Chef. Quítale la mitad de líquido a las alubias en lata, échale un toque de comino, el zumo de medio limón y buen chorro del aceite de oliva. A continuación raya medio diente de ajo, incorpora el tahini y bátelo con una cuchara. Ahora viene la parte curiosa: coge un yogur griego o de cabra, añádele sal y aceite de oliva y déjalo separado. Pon un par de cucharadas de hummus, una de yogur, añade piparra vasca y rabanito cortado en rodajas, un toque de pimeinta, aceite y miel.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.