Al hablar de ciudades bajo el agua, es inevitable pensar en la Atlántida, la poderosa isla descrita por Platón que terminó sepultada por el mar. Y que no ha dejado de seducir desde entonces, con debates aún sobre su existencia real o no.

Más allá ella, existen en el mundo un buen número de ciudades sumergidas bajo el agua de las que sí se puede dar constancia.

Es el caso de Alejandría, sin duda la más famosa de todas. Fundada por Alejandro Magno, la magnitud de sus edificios fue tal, que el peso de los mismos hizo que la conocida como La Ciudad de los Mil Palacios terminara hundiéndose bajo las aguas.

Las 5 ciudades del mundo que más rápido se están hundiendo

Si bien pocas ruinas acuáticas pueden hacer sombra a la ciudad egipcia, lo cierto es que en otras partes del mundo, incluido nuestro país, también pueden verse ciudades y localidades cubiertas por el agua.

En general la mayoría de ellas se vieron inundadas como consecuencia de la construcción de embalses o vías acuáticas.

Pero esto no les resta valor como destino único, curioso y bello de ver.

Aquí tienes 7 ciudades sumergidas bajo el agua que puedes visitar.

1. Ciudad sumergida de Shicheng, China

Bajo las aguas del lago Qiandao, al este de China, se localizan las ruinas de ciudades y poblados que en el pasado pertenecieron a los condados de Chun’an y Sui’an.

Las poblaciones fueron sumergidas en 1957, cuando por aquel entonces el gobierno del país decidió construir en la zona una central hidroeléctrica destinada a abastecer a núcleos urbanos como Shanghái y Hangzhóu, tal y como recoge National Geographic.

Actualmente el lugar ha dejado de producir energía, convirtiéndose en un destino turístico en parte por la magia que despierta la existencia de la ciudad sumergida.

También conocido como el Lago de las Mil Islas, sorprende saber que lo que ahora parecen un sinfín de islotes son en realidad picos de elevaciones montañosas que desaparecieron al sumergir el territorio.

“Si bajamos el nivel del agua unos 30 metros, la ciudad sumergida no sólo verá la luz del día, sino que Shicheng se revelará al mundo como un nuevo Machu Picchu“, afirmaba un funcionario local de Hangzhou, en declaraciones recogidas por National Geographic

En cuanto a las ruinas de Shicheng, la temperatura anual del agua, entre los 10 y 20 grados centígrados, ha permitido que las poblaciones sumergidas se encuentren en un estado asombroso de conservación, tal y como pudieron comprobar varios submarinistas de un equipo de arqueología subacuática de la revista Chinese National Geography.

Bajo el agua pueden contemplarse la puerta de entrada a la ciudad, figuras talladas de animales mitológicos en los edificios o un impresionante arco de la dinastía Qing.

2. Kalyazin, Rusia

ciudades sumergidas

Para ver las ruinas sumergidas de la antigua ciudad de Kayazin en Rusia no es necesario contar con conocimientos de buceo, y es que el campanario de su catedral se alza impresionante por encima de las aguas.

Si bien la ciudad llegaba a conocer un desarrollo significativo en el pasado, tras la revolución de 1917 comenzó a dejar de ser un núcleo comercial destacado y a perder poder.

Como resultado de ello, en 1940 gran parte de la ciudad se vio sumergida debido a la construcción del embalse Úglich y su población fue trasladada a un lugar más elevado.

Los restos de su monasterio y del campanario yacen sumergidos desde entonces, creando la impresionante vista que provoca la catedral de San Nicolás surgiendo por encima de las aguas.