Entretenimiento

4 historias de personas asesinadas por sus instrumentos musicales

instrumentos

Aunque se dice que la música amansa a las fieras, en algunas extrañas ocasiones los instrumentos musicales han desencadenado la muerte de sus portadores. Estas son algunas tenebrosas historias al respecto.

Si quieres escuchar algunas historias macabras basadas en hechos reales, he aquí unos cuantos ejemplos de personas asesinadas por instrumentos musicales, desde aplastamientos a sobreesfuerzos.

  • Louis Vierne y el órgano premonitorio: Este prestigioso organista en Saint Sulpice se convirtió en 1900, animado por Widor, en el organista titular de la Catedral de Notre Dame. Su muerte, acontecida durante su recital número 1750 a los teclados de la iglesia parisina cuando el contaba con 67 años obedeció probablemente a un ataque al corazón tras tocar el último acorde de una pieza. Un asistente al concierto señaló que el título de la misma podía atribuirse al destino, ya que se titulaba “Lápida para un niño muerto”. Otros dijeron que el instrumento soltó “un último gemido”, como si llorase por su maestro.
  • Jimmy The Beard, aplastado por su piano: En 1983 James “Jimmy the Beard” Ferrozzo murió aplastado por el piano hidráulico mientras yacía sobre su novia desnudista, Theresa Hill, en en el Condor Club, en la esquina de Broadway y Columbus en la sección North Beach de San Francisco. La propia agencia de noticias Associated Press notificó que “una bailarina desnuda y gritando fue encontrada atrapada bajo el cuerpo aplastado de un hombre en un piano de truco clavado contra el techo de un club nocturno. Ella estaba demasiado borracha para recordar cómo llegó allí”. La bailarina era nueva y el hombre era su novio, el portero del club. Y el truco de piano fue parte del acto de la pionera del baile en topless Carol Doda: un piano de cola blanco que la bajó desde el segundo piso. Durante la cita de Ferrozzo con el bailarín, el interruptor del piano se activó de alguna manera, elevándolo parcialmente al cielo justo antes del contacto mortal con el techo. 
  • Marianne Kirchgessner, un trastorno tocando la armónica de cristal: Según un médico, el instrumento de Ben Franklin provocó “un gran grado de debilidad nerviosa” en esta música. En 1808, Marianne Kirchgessner, la principal virtuosa de la armónica de vidrio en Europa, murió a la edad de 39 años. Por aquel entonces muchos sospecharon que el nerviosismo era provocado por tocar el instrumento.
  • Charles Ratherbee, una enfermedad pulmonar agravada por la trompeta: Un día de verano de 1845, el trompetista Charles Ratherbee se peleó con Joseph Harvey, que le alquilaba un espacio en un jardín de Ratherbee y estaba sembrando semillas donde el trompetista había planeado plantar papas. Cuando se enfrentó, Harvey se molestó y tiró a Ratherbee al suelo con el codo. Dos semanas y cinco días después, Ratherbee había fallecido. Harvey fue arrestado por si muerte, pero un médico identificó a otro asesino: una enfermedad pulmonar no diagnosticada agravada por su carrera musical. “El toque de una trompeta aumentaría decididamente”, testificó el cirujano en el juicio por homicidio involuntario de Harvey. Cuando se le preguntó si estaba “en condiciones de tocar la trompeta”, el cirujano respondió sin rodeos: “No”. Harvey fue absuelto y condenado a suspensión por agresión. Una curiosa y triste historia en torno a este instrumento de viento.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.