Entretenimiento

3 maneras de preparar crema agria o sour cream para tacos, nachos o patatas

3 maneras de preparar crema agria o sour cream para tacos, nachos o patatas

La crema agria se utiliza como aderezo para múltiples platos mexicanos, como salsa para dipear con nachos, complemento para patatas al horno y mucho más. Te enseñamos hasta tres maneras distintas de prepararla en casa.

La crema aria se trata de una crema de leche fermentada, suave, aromática y ligeramente ácida, además de altamente viscosa. Cuenta con sal y algunos aditivos y es muy común en América Latina, donde en algunos países como Venezuela o Costa Rica se conoce como natilla, obtenida de leche cruda y con bajo contenido en grasa (10-15%).

5 salsas típicas de otros países que puedes hacer en casa

En Colombia existe el suero atollabuey, especie de crema de leche ácida típica de las sabanas de los departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar, servida como acompañamiento en cualquier comida. La salsa no debe confundirse con la crème fraîche, una especialidad francesa que significa ‘crema fresca’ o ‘nata fresca, con un contenido en grasa de 30–40 % y un 15% de lactosa, y ligeramente acidificada por los cultivos bacterianos. Es más grasa y menos amarga que la crema agria, aunque tienen un sabor y textura parecidos.

¿Quieres preparar tu propia crema agria en casa? Pues presta mucha atención a estos tres métodos.

Con nata

crema agria con nata

Utiliza nata fresca de la mejor calidad posible -un bote de 140 ml- e incorpora tres cucharaditas de zumo de limón, batiendo dos o tres minutos con una varilla o un tenedor hasta que espese. Al ganar consistencia incorpora dos cucharaditas de vinagre blanco y una pizca de sal. Además, puedes añadirle especias como la pimienta yy hierbas frescas al gusto, como la albahaca o la menta. 

Puedes conservarla durante varios días en la nevera.  

Con yogur

yogur

Puedes preparar una alternativa de este salsa con un par de yogures naturales -preferiblemente griegos o altos en grasa, sin azúcar- y el zumo de medio limón. Añade una pizca de sal y remueve, dejando que repose durante media hora para que se acidifique adecuadamente.

Versión vegana

anacardos

Recurriendo a la receta del blog de cocina vegana Danza de Fogones, puedes preparar esta receta poniendo a remojo durante una noche una taza de anacardos crudos y sin sal. Si tienes más prisa, ponlos en agua caliente al menos durante una hora. Cuando estén listos, cuela el agua y bátelos junto con dos cucharadas de zumo de limón, un cuarto de cucharadita de sal y una cucharada opcional de levadura nutricional. Puedes guardarla entre tres y cinco días. También sustituir el limón por vinagre.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.