Tendencias

El coche eléctrico “motor” del turismo rural

Coche electrico incentiva turismo rural
Escrito por Óscar Condés

La instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos en el entorno rural se está convirtiendo en un imán para la llegada de nuevos visitantes.

Las limitaciones de uso de vehículos que utilizan combustibles fósiles en las grandes ciudades, debido a los altos niveles de dióxido de nitrógeno, están convirtiendo en una necesidad la apuesta por el uso de energías no contaminantes. Así, los pueblos ven una oportunidad en la incorporación de las energías limpias en contraste con los altos niveles de contaminación de núcleos de población como Madrid y Barcelona.

Claro que un condicionante fundamental para la expansión de este tipo de vehículos es que las infraestructuras de carga crezcan a un ritmo adecuado. A nadie se le escapa que será complicado convencer a los usuarios de los beneficios del coche eléctrico si no pueden recargarlos de una forma relativamente sencilla y barata.

Dinsa, una empresa de soluciones y servicios tecnológicos del Grupo ACS, ha desarrollado el proyecto Sirveac que consiste en crear unos puntos de carga que no se limitan únicamente a las gasolineras. “A corto plazo, los puntos de carga para vehículos eléctricos, directa o indirectamente, serán obligatorios para todos los municipios y aparcamientos públicos”, nos cuenta Juan Cuenca, ingeniero del área Smart Cities de Dinsa. “Las localidades que ya se preocupan por su instalación se están aprovechando de subvenciones como la iniciativa de la Junta de Castilla y León para el desarrollo de la infraestructura de recargas y, además, se están promocionando turísticamente”.

Algunos ejemplos

Buena prueba de ello son las poblaciones de Pedrajas de San Esteban y Cabezón de Pisuerga (en Valladolid) o Guijuelo (en Salamanca), donde soluciones como Sirveac han abierto la puerta a la explotación económica de los puntos de recarga de vehículos eléctricos por parte de los ayuntamientos. Con la ventaja además de que, gracias a estas instalaciones, muchos usuarios de estos coches eligen estos destinos para comer o realizar compras, mientras que su automóvil se recarga.

Con esta solución de Dinsa, la recarga completa de las baterías de un coche eléctrico medio de entre 22kWh y 24 kWh de capacidad se completa en un tiempo estimado de entre una hora y una hora y cuarto (en estaciones con una potencia instalada de 22kW).

La tecnología Big Data de la plataforma de gestión permite al conductor controlar el consumo y realizar un mantenimiento preventivo del vehículo. Unos datos que el usuario tiene disponible directamente en el smartphone a través de una app, desde la que pueden reservar el punto de carga. Otra ventaja pensada para fomentar el turismo rural gracias al coche eléctrico y hacia los pueblos que ofrezcan este tipo de soluciones.

Más información | Dinsa

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.

  • motoelectrica

    Os recomiendo la web/app electromaps donde se publican todos los puntos de recarga disponibles en la península