Estefanía Lacarte

Head of PR, Communications & Social Media Spain and Portugal

Groupon

21 enero, 2015

Estefanía Lacarte

“Ha nacido un nuevo tipo de comercio electrónico: el ‘geo-ecommerce”

Con el auge del comercio electrónico, cada día vemos nacer nuevos hábitos de compra, avances por parte de las empresas, innovaciones en el ámbito de la tecnología pero, sobre todo, hay dos tendencias que considero que destacan por encima de las demás: el ‘cashback’ y la geolocalización móvil.

La primera responde al reto de las empresas de seguir siendo rentables en tiempos de crisis y a la necesidad de los usuarios de ahorrar todo lo que puedan en sus compras. Por otro lado, tenemos la geolocalización móvil, por el que a través del teléfono puedes encontrar cualquier tienda, restaurante, atracción turística o incluso personas con intereses similares. Tras la aparición de las plataformas de geolocalización más famosas como Foursquare, Gowalla, Facebook Places o Google Places, se puede decir que nació un nuevo tipo de ‘e-commerce’, el ‘Geo-ecommerce’.

 

Compartir

¿Cual será en tu opinión la tecnología más disruptiva?

Creo que lo próximo que veremos irrumpir de forma definitiva y general serán las nuevas tecnologías de pago móvil. Tras el éxito de Paypal y otras plataformas como Google Wallet, el siguiente paso natural, arrastrado por el cada vez mayor volumen de compras a través de los ‘smartphones’, será el pago con estos dispositivos.

En este sentido una de las más importantes es la tecnología NFC (Near Field Communication), que ha cogido gran impulso desde que Apple la incluyó en sus nuevos iPhone 6. Apple pretende que la tecnología NFC se pueda utilizar para abrir las puertas de las habitaciones de hotel e, incluso, para poder entrar en el transporte público al agregar el pago de tarifas.

Lo importante es que no sólo de iPhones vive el sector, cualquier otro tipo de ‘gadget’ es susceptible de soportar este tipo de tecnología y por consiguiente de convertirse en un método de pago en sí mismo. A través de la tecnología llamada ‘contactless’ se puede abonar cualquier importe sin necesidad de tocar el dispositivo, solo acercando el móvil o la propia tarjeta de crédito.

Todavía está por ver cuál de los múltiples métodos de pago móvil consigue una mayor penetración en el mercado, pero lo que está claro es que los usuarios demandan una forma más cómoda de realizar sus pagos, tanto online como físicos, y sobre todo, móviles. En este último caso lo que primará serán las garantías de seguridad que ofrezca el desarrollador. Esto, sin duda, marcará la diferencia a la hora de triunfar en este sector.

Compartir