Roi Villar

DirCom

iLoveScience y Capital Cell

24 enero, 2015

biospain

“2015 será el año de la madurez del ‘crowdfunding”

SECTOR Banca y Finanzas

TECNOLOGÍA wearables

Durante 2013 y 2014 hemos asistido al nacimiento y muerte de multitud de nuevas plataformas de crowdfunding, tanto transversales como de muchos tipos de nichos (literario, artístico, científico…). Al mismo tiempo, muy diversas clases de crowdfunding han visto la luz: de preventa/recompensa, de donación, de préstamos y de inversión. Hasta tal punto llegó el auge del crowdfunding que, durante 2014, llegó a llamar la atención del Gobierno a través de la Ley de Financiación Empresarial y la del Mecenazgo.

2015 será el año de la madurez del crowdfunding, en el que se explorarán nuevas líneas de negocio que hagan sostenibles las plataformas. Para ello el crowdfunding deberá aliarse con otros modelos de negocio en la financiación alternativa y la recaudación de fondos, permitiendo la entrada a la participación de grandes empresas ya consolidadas. Por otro lado, el crowdfunding dará lugar a nuevos modelos de cocreación y participación colectiva en la generación de nuevas ideas de negocio, prototipos, proyectos científicos, culturales o de cariz humanitario.

Compartir

¿Cual será en tu opinión la tecnología más disruptiva?

Desde hace años no hay una sola tecnología que sea la más disruptiva, sino que será necesario aunar varias tecnologías existentes, atando cabos entre las anteriores, y permitiendo el cambio progresivo hacia nuevos horizontes tecnológicos. En mi opinión ha llegado la hora de las ‘apps’ de salud y medicina telemática: los recientes cambios regulatorios en aplicaciones auguran que próximamente les seguirán otros en telemedicina.

Los dispositivos móviles ya existentes permiten una conexión permanente con nuestro centro de salud y monitorización de las variables necesarias e incluso la toma de decisiones de tratamiento para ciertas enfermedades. Nuestros hábitos también están acordes con esta tendencia, ya que cada vez son más las personas que utilizan podómetros y ‘wearables’ para vigilar y participar activamente de nuestra salud.

Compartir