Tecnología

ZTE construye para Movistar un smartphone exclusivo

zte skate proMovistar ha vuelto a unirse al fabricante chino para que le proporcione un smartphone exclusivo de gama media que poder ofrecer a sus clientes. La asociación con la operadora es una de las vías de entrada más claras para la penetración de ZTE en el mercado español. El Skate Pro viene con Android 4.0 y un procesador de 1 GHz.

El fabricante chino ZTE da un paso hacia una introducción más sólida en el mercado español con el lanzamiento del Skate Pro. El propósito de este dispositivo para Movistar es ofrecer a sus clientes o posibles clientes una propuesta cuyo precio no sea desorbitado.

El ZTE Skate Pro es un terminal de gama media, que funciona con Android 4.0. Su pantalla es de 4 pulgadas, el procesador de 1GHz y la cámara de 5 megapíxeles. Cuesta 180 euros, pero su precio será de 96 euros para alguien que tenga acumulados 20.000 puntos en el programa Movistar y contrate una tarifa por 35 euros al mes.

Concierto, animación y otras genialidades

El lanzamiento del Skate Pro de ZTE tiene importancia para Movistar y para el fabricante chino. El primero quiere obtener un smartphone bandera, que pueda actuar como factor diferencial a la hora de ganar clientes, mientras que al segundo le ayuda en su expansión internacional, concretamente en la apertura del mercado español. ¿Pero por qué pasó todo esto?

Al empezar la rueda de prensa, todo el mundo ya colocado, la luz tenue, se levantan cuatro tipos con gabardina negra y – suponemos – un ZTE Skate Pro en la mano. Se sientan en cuatro sillas que había en el escenario y comienzan a mover los dedos sobre la pantalla como si sostuvieran un mando de la Play.

Cuando parece que la performance ha terminado aparece una cantante – su papel no se sabría hasta que empezó a sonar música y comenzó a versionar canciones conocidas – con el objetivo de animar el cotarro. Es posible que en un determinado momento llegara a invitar al público (teóricamente periodistas que venían a una rueda de prensa, es decir, a trabajar) a sumarse a su momentum musical. Puede que fuera un espejismo.

Hubo canciones en formato mini versión de Adele, Rihanna y el ‘Hotel California’ de los Eagles. Los dirigentes chinos de ZTE, en primera línea del auditorio, miraban con la cabeza levantada hacia el escenario. Parecían estar alucinando, aunque tal vez lo disfrutaran. Uno de ellos, por lo menos, había venido desde China para el evento. Quizá por eso dieron el show. Después de un emotivo ‘I use to rule the World’, la guinda fue de Cloplay, la cantante y los tipos de la gabardina – que habían permanecido en el escenario haciendo los coros – recogen sus cosas y se marchan.

En los eventos megalómanos que las compañías tecnológicas hacen en Estados Unidos, a los que asisten cientos y miles de personas, acostumbran a dar pequeños conciertos en directo. Traen a gente a cantar, animan al público o introducen actores entre la gente para interactuar con ellos. Pero esto era una presentación de un móvil con un procesador de 1GHz y una cámara de 5 megapíxeles. Su mayor atractivo es Android 4.0 y ni siquiera podrá ser actualizado a la versión 4.1.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano