Tecnología

Zeus, la impresora 3D todo-en-uno (fax incluido)

aiorobot
Escrito por Marcos Merino

AIO Robotics prevé en el mercado 3D una tendencia hacia lo multifunción similar al del tradicional, y busca adelantarse a sus competidores.

AIO Robotics es una compañía de alta tecnología, fundada en 2013, que ha decidido entrar en el mercado de la impresión 3D con impresoras todo-en-uno, aunando las funciones de escaneado, impresión y fax 3D. Su autoproclamada misión es llevar estas impresoras a los pequeños negocios, escuelas y hogares, y hacer su uso tan sencillo y habitual como el de las tradicionales 2D.

“Nos fijamos en el desarrollo de las impresoras 2D: todo comenzó como una impresora 2D, más tarde entraron en el mercado los escáneres 2D y finalmente el uso de equipos multifunción se convirtió en algo masivo” según el co-fundador de AIO Robotics Jens Windau. “Predecimos que lo mismo pasará con las impresoras 3D: tendrán cada vez más funciones”.

Para ello han lanzado ahora Zeus, una impresora de 2499 dólares estadounidenses (de las más caras entre las dirigidas al consumidor doméstico) capaz de escanear objetos de hasta 5 pulgadas (unos 13 cm) de alto y de enviar los datos resultantes vía fax o, por supuesto, imprimirlos en el mismo equipo.

Kai Chang, otro cofundador de la compañía, defiende su producto frente a la objeción del precio: “Somos un 30% más baratos que la combinación Makerbot + digitalizador […]. Sabemos que hay una gran cantidad de productos baratos en el mercado de las impresoras 3D, pero no tratamos de competir con ellos, nosotros dedicamos una gran cantidad de recursos y atención a mejorar la experiencia del usuario y que cualquier persona puede utilizar nuestra máquina”.

Zeus cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas desde la que poder gestionar los trabajos de impresión, y con un extrusor reemplazable para facilitar su reparación en caso de avería. Ofrece, además, algunas características impresionantes: sus creadores aseguran haber desarrollado una cama de impresión que se nivela automáticamente, evitando así uno de las principales causas de errores en la impresión 3D, que además puede frustrar a los usuarios más atareados o inexpertos.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.