Tecnología

Zero Latency, lo mejor de la Realidad Virtual, ahora en Madrid

Zero Latency
Escrito por Luis Valdemoro

Zero Latency nos ha abierto las puestas de sus instalaciones en Madrid y nos ha mostrado lo que es la mejor experiencia de Realidad Virtual del momento.

Si llevas tiempo siguiendo los avances de la realidad virtual, te habrás dado cuenta que aún existen ciertas limitaciones en cuanto a la libertad de acciones que puedes realizar en entornos virtuales en estos momentos.

Pues bien, parece que el siguiente paso en este ámbito ya está entre nosotros, se llama Zero Latency, y lo tendremos disponible en España (Madrid) a partir del 2 de Noviembre, siendo el primer centro que abren en Europa, junto con los que ya existen en Melbourne (Australia) y Tokio (Japón), aunque en poco tiempo veremos cómo se extiende a más países, con previsión de abrir muy pronto otro centro en Lisboa, y otro en Barcelona. Y su éxito parece garantizado dado que estamos hablando del siguiente paso hacia donde se debe dirigir la realidad virtual, o al menos una parte de ella.

¿En qué consiste Zero Latency?

Básicamente, es la experiencia de realidad definitiva, donde tú, junto a otras 5 personas, podréis jugar y moveros en un espacio completamente diáfano (en la realidad) con total libertad, sin ningún tipo de atadura, donde podrás ver a tus compañeros e interactuar conjuntamente, dando un paso más allá de lo que habíamos visto hasta ahora.

Aquí tienes las PlayStation VR al mejor precio

Las soluciones domésticas de realidad virtual que tenemos hoy en día disponibles ofrecen unos resultados sorprendentes para lo que podíamos imaginar hace 3 años, con el primer kit de desarrollo de Oculus Rift, origen de toda esta vorágine de realidad virtual.

imagen de las oculus rift

Con su modelo comercial, las Oculus Rift ofrecen una experiencia inmersiva realmente conseguida, sobre todo cuando estén disponibles los mandos Oculus Touch, con una capacidad de inmersión muy elevada siempre y cuando la experiencia no nos obligue a movernos, momento en el cual, al necesitar de un mando para desplazarnos, en lugar de nuestras piernas.

El siguiente paso en la cadena evolutiva de la realidad virtual lo dieron las HTC Vive, con una sensación de inmersión casi idéntica a la de Oculus Rift, y que gracias a sus dos sensores de movimiento nos permite generar un espacio virtual de hasta 5 por 5 metros, que previamente tendremos que despejar de obstaculos y objetos (si no lo estaba ya).

HTC Vive, análisis y opinión

La problemática en este caso viene dada por la dificultad para disponer en una casa de un espacio tan grande y libre de objetos, además que en cualquier caso, el visor siempre está conectado fisicamente mediante un cable al PC, por lo que siempre tenemos que prestar cierta atención referente a donde está el cable si no queremos tropezarnos con él.

Si queremos experiencias sin cables, tenemos las soluciones de gafas de realidad virtual para móviles, donde contamos con esta experiencia sin cables, pero que presenta ciertaslimitaciones en cuanto a potencia del hardware, y limitación del ángulo de visión a causa del tamaño de la pantalla, resultando finalmente en una experiencia menos inmersiva, a pesar de que modelos como las nuevas Daydream de Google nos incluye un mando con un funcionamiento mucho más avanzado que todo lo visto hasta ahora.

Imagen de las Google Daydream

Zero Latency va un paso más allá, y aquí juntamos la libertad de los visores para smartphones junto a la potencia que nos puede ofrecer el hardware potente de un ordenador gaming. Y justo antes de su apertura, nosotros hemos tenido la oportunidad de probarlo.

Antes de comenzar la experiencia propiamente dicha, en el mismo recinto estará disponible una exposición itinerante de realidad virtual donde se podrán probar diferentes experiencias adicionalmente al plato principal. En la apertura de Zero Latency en Madrid estará disponiblBirdly, donde podremos vivir algo que muchos siempre hemos soñado: volar.

Imagen de Birdly, cómo volar en realidad virtual

En este caso nos pondremos en la piel de un pájaro, donde gracias a unas alas articuladas podremos batirlas para coger más velocidad, y movernos con total libertad a través de los edificios de Nueva York. Pero habrá que tener cuidado, ya que nos podemos chocar con ellos. Un ventilador situado justo delante de nuestra cara nos da un extra de realismo que resulta increíblemente convincente. De hecho la impresión es tan fuerte que puede ser un gran reto para personas que sufran de vértigo.

Gafas VR de Zero Latency

Dentro de lo que es la propia experiencia de Zero Latency, lo primero que recibiréis es un briefing donde os equiparéis con todo lo necesario, es decir, la mochila y el arma. La primera contiene el ordenador situado a nuestra espalda, junto con el visor y los auriculares. Tanto el visor como el arma cuenta con sensores de movimiento que resultarán imprescindibles para detectar nuestra posición en el terreno de juego.

preparación antes de entrar en la sala VR de Zero Latency

Este visor es algo más pesado que las Oculus Rift, aunque muy parecido a las HTC Vive, y es capaz de adaptarse a diferentes grados de miopía mediante unas palancas situadas en la parte inferior del visor, por lo que no es necesario el uso de gafas. Los auriculares han de colocarse justo después del visor y por debajo del sensor de detección, tal y como os indicarán.

Comparamos las HTC Vive y las Oculus Rift

El arma cuenta con un diseño y tamaño muy similares a lo que es un modelo real, y cuenta con un gatillo, dos botones para la selección de arma, uno para la recarga en la parte inferior, aunque también podemos recargar como si se tratase de una recortada (al más puro estilo de Terminator) cuando escogemos este tipo de arma en la selección.

imagen del arma utilizada en Zero Latency

Una vez tenemos todo preparado entramos en la sala, donde tenemos 250 metros cuadrados a nuestra completa disposición para movernos libremente, junto a una infinidad de cámaras que serán las encargadas de detectar nuestra posición dentro del juego. No debemos tener miedo en chocarnos con las paredes, ya que nos aparecerá una malla roja indicandonos el límite de la zona jugable, situándose esta a 1 metro de distancia de la pared real, un margen suficiente de seguridad. Además, en caso de salirse de la zona de juego, la experiencia parará automáticamente.

Imagen de la sala VR de Zero Latency

Todas estas cámaras y nuestros propios equipos se conectarán al servidor principal, que será el encargado de gestionar y coordinar todos los equipos, siendo esta la clave del funcionamiento de esta experiencia de realidad virtual ofrecida por Zero Latency.

Toda la partida es gestionada por el game master, que en cada momento estará atento a nuestra situación en el juego, nos irá guiando en caso que no sepamos como realizar nuestra misión y nos orientará siempre y cuando sea necesario.

Pero hablemos de la experiencia VR de Zero Latency, que es lo más importante aquí. Antes de cargar el escenario real, y tal y como si estuvieramos en Matrix, al colocarnos el visor nos situamos en un entorno virtual donde donde ya podemos ver a nuestros compañeros de partida, estando rodeados de una infinidad de cubitos azules flotando por todo el espacio, y donde podemos practicar nuestra puntería disparándoles.

Imagen del escenario previo a la partida de Zero Latency

Dentro ya de la experiencia en sí, nos situamos en una ciudad en ruinas, donde parece que estamos rodeados, y no tenemos otra alternativa que levantar unas barricadas y disparar a una horda de zombies ansiosos de comernos. El hecho de poder moverte libremente por un escenario junto a otras personas y poderse coordinar para concentrar nuestros ataques en una zona determinada, o esquivar a los zombies que están a punto de morderte es realmente alucinante.

No estamos preparados para el apocalipsis zombie

imagen del juego de Zero Latency

Es cierto que apartado gráfico es bastante sencillo, aunque en la línea de lo que hemos visto en realidad virtual. Probablemente otros shooters consigan unos escenarios mejor definidos, pero en este caso estamos hablando de una primera versión de una demo, que sin duda mejorará con la versión comercial. Incluso así, las sensaciones vividas son las mejores que hemos podido probar hasta el momento en realidad virtual.

Jugando con Zero Latency

Al final de las dos rondas que jugamos recibiremos por correo los resultados de ambas, junto con un ranking donde podemos ver las puntuaciones de todas las personas que han jugado, y nuestra posición en la lista. Los campeonatos de e-sports parece que cobrarán un nuevo sentido.

Será a partir del 2 de Noviembre cuando Zero Latency abrirá sus puertas para todos los públicos en la calle de Pradillo 54, en Madrid, pero hoy mismo podréis reservar vuestras entradas a través de la página web oficial de Zero Latency España, y podréis vivir esta experiencia virtual no apta para cardiacos.

Artículo publicado en ComputerHoy.com

Sobre el autor de este artículo

Luis Valdemoro

Ingeniero con tecnología en las venas. Crítico y perfeccionista hasta la médula, siempre buscando formas de mejorar un producto.

  • Angel Tangalanga

    Interesante experiencia!!! vamos a por los zombies!!!