Tecnología

Zaarly revoluciona la compraventa entre usuarios

zaarlyZaarly es un mercado para las cosas que no tienen mercado. Es nuevo y a la vez muy sencillo. Es una plataforma para comprar y vender bienes y servicios a la gente que tienes alrededor y que ni siquiera sabe que tiene opción de vender. Todo a través del móvil y con total anonimato hasta el momento de la transferencia.

Zaarly irrumpe en un mercado con un potencial tremendo, el de ser un soporte para las cosas que no tienen dónde comprarse y venderse. Tiene un poco de eBay y un poco de Segunda mano, pero es para móviles, se ejecuta en tiempo real y está basado en la localización.

Aprovechando la SXSW de Austin, Bo Fishback ha lanzado su nueva startup con el objetivo de que ese entorno de amantes de la tecnología dé buena cuenta del potencial de esta idea. Un proyecto en el que ha confiado y que ha atraído la atención de numerosos inversores como Ashton Kutcher y Paul Buchheit,  y que le ha permitido hacerse con el primer premio del LA Startup Weekend.

Un par de ejemplos. Imagina que estás en un partido de fútbol, pero como no quedaban mejores asientos has comprado las peores entradas del estadio o que estás en una zona de restaurantes y no tienes reserva para el que más te gusta. Con Zaarly puedes anunciar que cambias tu sitio en el campo y cuánto pagas extra o puedes comprar la reserva del restaurante a alguien que vaya a entrar pronto.

Cómo funciona Zaarly

Para utilizar Zaarly, el comprador tiene que introducir su ubicación, una descripción de lo que quiere, el tiempo que va a esperar a que acepten la oferta, el perímetro de gente a la que va a llegar y el precio que está dispuesto a pagar. En ese momento Zaarly difunde el mensaje a través de Twitter, aunque en el futuro llegarán más medios.

zaarly

Si alguien está dispuesto a aceptar la oferta, los vendedores deben aceptar y entonces Zaarly pone en contacto a ambas partes a través del teléfono, a través de una llamada anónima que les permite ponerse de acuerdo para completar la transacción cara a cara.

Un futuro prometedor

Fishback confía en su producto, tanto que ha dejado su puesto como presidente de la Kauffman Foundation para iniciar esta startup. Asegura que quizá requiera un “cambio de mentalidad” ya que se pasa de un proceso de compraventa anónimo a uno totalmente personal.

Por otro lado están los problemas legales que pueden salpicar a la pequeña startup. Como pasó con Craiglist, crear un mercado para cosas que no tienen mercado es exponerse a que se acerquen negocios ilegales como la venta de droga y la prostitución. Para solventarlo, Fishback promete que su compañía escrutará todos y cada uno de los mensajes enviados en esta primera fase, y que después creará un sistema para detectar determinadas palabras de modo que sea posible discriminar contenido ofensivo o ilegal.

Finalmente está el modelo de negocio. En estos momentos, de lanzamiento, Zaarly es un servicio gratuito pero Fishback espera pronto crear un sistema de ingresos en torno a comisiones por cada una de las transacciones que bien podría ejecutarse con una tasa a los pagos por PayPal y por tarjeta de crédito. Un modelo de negocio en el que confía tras contemplar un futuro en el que nuestros móviles, como elementos aptos para el pago, permiten crear un mercado para cualquier producto controlado por los consumidores y basado en la geolocalización.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.